Pages Navigation Menu

ABC pañalero. Tipos de pañales.

Es difícil introducirse en el mundo de pañal de tela. Muchos tenemos en la memoria las gasas y picos de plástico. Y las que no, seguro que tienen una madre o suegra que sí que las recuerdan. Pero los pañales actuales no tienen nada que ver con aquellos, por no hablar de las lavadoras que tenemos hoy en día, o los detergentes que ya existen, formulados específicamente para pañales.

De hecho, desde mi último post pañalero, sobre pañales para recién nacidos, me llegan muchas consultas que me hace darme cuenta de que mi artículo puede estar claro para alguien que ya conoce el mundo del pañalerío de tela, pero no para alguien que no sabe nada. Así que comienzo una serie de tres artículos para aclarar los conceptos más básicos. Este primer artículo, va a tratar sobre los Tipos de pañales que podemos encontrar. 

Empezamos con un gráfico sencillo para diferenciar los diferentes tipos:

.

Y ahora, breve (o no :mrgreen:) descripción de cada tipo:

Pañales de una pieza

Son aquellos que cuando se los ponemos al peque, lo hacemos como si fuera un desechable, es decir, de una vez. Ideales por tanto para salir de casa y cuando el peque se queda con otras personas (escuela infantil, cuidador, etc.). Por su rapidez de colocación, si tu niño es muy movido puede ser que te interese usar estos sistemas. Y si tienes un niño mayor, estos se pueden dejar preparados y cerrados al tamaño correcto y colocarse como braguitas/calzoncillos, por los pies con el peque erguido.

Hay tres tipos.

TE1 con tiras desplegables

Todo en uno

En este tipo de pañal, TE1,  todas las piezas vienen cosidas juntas formando una sola pieza. No hay elementos independientes. En cada cambio de pañal, se lava todo junto. Son, por tanto, los más sencillos de usar. Por otro lado, son los que más tardan en secar.

Se pueden encontrar por tallas y unitalla. Igualmente, se pueden encontrar con cierre de velcro o con cierre de broches (snaps).

Los hay cuyo absorbente se despliega en tiras para acelerar el secado. También los hay que llevan un bolsillo que nos permite ampliar la absorbencia añadiendo insertables. Y aquellos que el absorbente va en tiras entre las cuales puedes meter más absorbencia. 

.

Esquema de un todo-en-dos

 Todo en dos

 Los TE2 son pañales que constan, por un lado, de una capa impermeable que es la que ajusta al cuerpo del bebé y la que tiene las barreras antifugas (cuando las hay) y, por otro, de una serie de absorbentes que se sujetan a esta primera capa mediante snaps. Estos absorbentes tienen más o menos forma de reloj de arena y se pueden regular o no de longitud, según la marca. Normalmente hay más de un absorbente, de modo que puedes regular la absorbencia del pañal jugando con la cantidad de absorbentes que colocas. 

Cuando hay que cambiar el pañal, si la parte impermeable no se ha ensuciado, se puede cambiar sólo las capas absorbentes, que normalmente se venden sueltas, resultando esta opción más económica (reutilizar el cobertor). Aunque normalmente, con niños grandes que hacen mucho pis de un golpe, es raro que el cobertor no se humedezca en cada cambio. Respecto al lavado, el secado de estos pañales es bastante rápido, ya que las distintas piezas se tienden por separado acelerando el proceso.

Se pueden encontrar por tallas y unitalla. Igualmente, se pueden encontrar con cierre de velcro o con cierre de broches (snaps).

Rellenable

Rellenable

Los pañales rellenables constan de una parte que lleva unidos el impermeable y la capa que va en contacto con la piel. Estas dos capas forman un bolsillo donde se introduce los materiales absorbentes. Esta pieza es la que lleva los ajustes de tamaño y las barreras antifuga si las hay. Los materiales absorbentes suelen ser rectángulos más o menos largos de diferentes materiales, que se pueden poner plegados o uno sobre otro, de modo que nosotros “jugamos” con la absorbencia del pañal según la cantidad, material y colocación de los mismos.

A la hora de lavarlos hay que lavar todas las piezas, ya que todas se ensucian. Normalmente, los absorbentes que vienen con este tipo de pañales suelen ser de microfibra, y la capa que está en contacto con el bebé de polar, que es siempreseco. La microfibra no puede estar nunca en contacto con la piel del bebé, pero hay pañales en los que los absorbentes son de otros materiales naturales o sintéticos, pero que pueden tocar la piel. O se pueden comprar sueltos. En este caso, la banda absorbente se podría poner encima del cobertor, usándose estos pañales como TE2.

Se pueden encontrar por tallas y unitalla. Igualmente, se pueden encontrar con cierre de velcro o con cierre de broches (snaps).

Pañales de dos piezas

Se llaman así porque, a la hora de ponerlos al bebé, hay que poner siempre dos elementos separados, por un lado, el pañal absorbente y por otro, el cobertor, que es la capa impermeable. Como el pañal absorbente es entero absorbente (en los sistemas anteriores no siempre está el niño rodeado por tanto tejido absorbente), es más difícil que el pañal llegue a saturarse y provoque fugas, por lo que son ideales para la noche. También para estar en casa, que nos podemos permitir tardar un poco más en el cambio de pañal, van muy bien. Hay que tener en cuenta que, en general, estos pañales salen más económicos que los anteriores. 

Cobertores

Son la parte impermeable. Los hay de dos tipos: aquellos que están abiertos y se ajustan a la cintura del bebé mediante broches o velcros, y aquellos que tienen forma de pantalón, bien largo, bien corto.

Cobertor ajustado con broches

Ajuste mediante broches y/o velcros. Los podemos encontrar de PUL, polar o lana. Los de PUL, los encontramos por tallas y talla única. Estos se ajustan tanto de alto (mediante broches) como a la cintura (mediante broches o velcro). Los de lana y los de polar suelen ser por tallas, ya que son tejidos que abultan más. 

En cualquier caso, es importante que ajusten bien, ya que si le quedan grandes al bebé, tendremos fugas probablemente, y si le quedan pequeños también pueden provocar fugas por efecto mecha (sobre todo con el polar y la lana) aparte de marcar la piel del bebé (sobre todo en el caso del PUL). Así pues han de cubrir totalmente el pañal absorbente sin apretar.

Respecto a elegir velcros o broches, normalmente, con velcro ajustamos mejor y más rápidamente, pero los bebés aprenden pronto a quitárselo. Así que suele funcionar bien el velcro en bebés pequeños y los broches (snaps) mejor con niños más grandes. 

Shortie (pantalón corto)

Cobertor tipo pantalón (soaker, shortie, longie) . Son cobertores que se ponen como si de un pantalón o calzoncillo-braga se tratara, y se ajustan a la cintura bien mediante un “puño” o “patente” (como en la imagen) bien mediante un cordón. Al muslo o pierna ajustan siempre mediante un “puño”  o “patente”.

Los encontramos en polar y en lana y por tallas siempre. Si bien no es tan necesario un ajuste tan fino con con los anteriores, ya que como cubren de sobra el pañal absorbente, no importa  si van holgados de tamaño. No deben de quedar demasiado justos, porque si no, es fácil que la humedad se escape por “efecto mecha”: tanto el polar como la lana, aunque son impermeables, no son tan estancos como el PUL, y pueden dejar que la humedad traspase si el absorbente está saturado de pis o si hay puntos de presión.

Respecto a elegirlos largos (longies) o cortos (shorties), normalmente los longies se suelen usar en invierno, y los shorties en verano. Los longies de lana no los recomendamos cuando los bebés gatean (para dormir sí) ya que se estropean en la zona de las rodillas.

Absorbentes

En el sistema dos piezas, necesitamos un pañal que absorba la humedad y un cobertor impermeable. En el caso del pañal que absorbe la humedad, las opciones son variadas, desde más sencillas de usar y diseño más elaborado, a aquellas que tienen un diseño muy sencillo y que requieren un poco más de maña en su uso. 

Pañal ajustado

Ajustados. Son aquellos que tienen el diseño más elaborado y el uso más sencillo. Tienen forma de pañal “normal” y gomas para ajustar en la cintura e ingles. Normalmente, también se cierran (en la tripa o en la cadera) mediante broches o velcros, aunque también hay algunos modelos que se han de cerrar con pinza snappi

Los puede haber por tallas y unitallas. Muchas marcas tienen dos tallas nada más. Si bien es importante que el tamaño se ajuste al bebé, no hay que olvidar que el ajuste final se hace con el cobertor.

Pueden haber variaciones en el diseño, por ejemplo, que la absorbencia se reparta en bandas desplegables que aceleran el secado (y que nos suelen permitir elegir el material que está en contacto con la piel del bebé), o bolsillo para añadir más absorbencia.

.

 

Pañal anudado

Con forma. Tienen cierta forma de pañal, más o menos elaborada, más bien es forma de reloj de arena. No suelen tener ajustes ni en cintura ni en muslos. Sí que suelen llevar la zona de la entrepierna con más absorbencia. Para sujetarlos hay que usar pinza snappi, aunque hay algunos, los anudados, que traen unas cintas para atarlos a la cintura del bebé. Este tipo tiene el inconveniente de que no siempre es fácil de ajustar el pañal ya que hay que rodear la cintura del bebé con los cordones. Además, antes de lavarlos, hay que anudar las cintas entre sí ya que, de lo contrario, durante el lavado se enredan entre ellas. De hecho, muchas familias deciden cortarles las cintas y usarlos con pinza o sujetándolos con el propio cobertor.

Normalmente, son tallas únicas y se pueden adaptar a los bebés pequeños doblándolos por la cintura.

.

Plegados. Los plegados son los pañales que tienen el diseño más sencillo, aunque requiere un trabajo de plegado antes de colocarlos. Hay tres tipos:

  • Gasas

    Gasas: Son cuadrados de tela grandes (de 70×70 a 80×80 cm. normalmente) de tejido fino que se pueden plegar de diferentes maneras para darles la forma. Son bastante versátiles porque se pueden adaptar a diferentes tamaños de bebés y, al no llevar los ajustes predeterminados, no les dejan marcas ni les quedan holgados. En su contra, aparte de que hay que plegarlos, tienen que no absorben mucho. Así, son ideales con bebés muy pequeños, que no hacen grandes pises pero sí muy frecuentes. Con bebés más grandes, se han de usar reforzados: una gasa plegada con forma de pañal y otra (o más) plegada en rectángulo a modo de compresa para reforzar la entrepierna. También se pueden reforzar con absorbentes e insertables extra. Otras ventajas que tienen es que son muy económicas y se lavan y secan con mucha facilidad. 

    Predoblados

  • Predoblados: Son rectángulos de tela que llevan más capas de tela cosidas en el centro para reforzar la absorbencia. Así, se facilita el uso, ya que no hay que plegar tanto para darle la forma de pañal. Por lo demás, son muy similares a las gasas.
  • Contorneados: son pañales planos, como estos anteriores, pero en vez de ser cuadrados o rectangulares, están contorneados para facilitar el plegado. Se trata de pañales artesanales (o al menos yo no conozco ninguna marca que los tenga a la venta aquí en España) muy sencillos de realizar. Incluso se puede contornear un predoblado para facilitar su uso. Aquí tenéis un tutorial en español. Aquí en tutorial en inglés y cómo contornear un predoblado. En nuestro taller de costura de pañales, fueron de este tipo los que hicimos:

Pañales contorneados

Proximamente, los materiales y los cuidados.

 

 

Share

Comentarios

  1. […] Son aquellos que se encargan de absorber y retener la humedad. Forman el interior (núcleo) de los pañales Todo-en-uno, los absorbentes de los Todo-en-dos y de los Rellenables, y los pañales absorbentes de los Dos piezas; ajustados, con forma y plegados (ver “ABC pañalero. Tipos de pañales“). […]

  2. […] ABC pañalero. Tipos de pañales. El primero de una entrega de tres post acerca de los pañales de tela, en este, hablamos sobre los diferentes tipos y sistemas. […]

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España. Esta licencia es del tipo Reconocimiento-No Comercial-Sin Obras Derivadas. Esto significa que puedes imprimir o distribuir la información elaborada por De Monitos y Risas por cualquier medio (escrito o electrónico) siempre que cites y enlaces el Blog; que lo hagas con fines no comerciales y que mantengas el título, contenido y pie del artículo íntegro (se puede eliminar la información comercial, si la hubiere). Si quieres usar las fotos propias de De Monitos y Risas, te rogamos que te pongas en contacto con nosotros
05e046ec-55aa-3412-9923-a4b9fa8f5947