Pages Navigation Menu

Los bebés que REALMENTE quieren ir cara-al-mundo

Los bebés que REALMENTE quieren ir cara-al-mundo

Entre las asesoras de porteo, al menos aquí en Europa, la postura cara-al-mundo siempre es desaconsejada. Por la mala posición en cadera y espalda que suelen tener los bebés cuando van hacia fuera y, sobre todo, porque en esa postura es fácil someter al bebé a una sobreestimulación.

A raiz del lanzamiento de Ergo en EEUU de la Ergo 360º se ha abierto un intenso debate, acerca de si “está bien” que una marca de portabebés ergonómicos “valide” la postura cara-al-mundo con un producto específico para llevar a los bebés hacia fuera.

.

Varias posiciones

 

.

Sin entrar a valorar el producto en sí, ya que aún no lo he probado ni visto y por tanto no puedo opinar, en el último post publicábamos la traducción de un artículo de Henrik Norholt, director científico de Ergobaby, en el que se expone la justificación para esa postura que, dicho sea de paso, también nos encontramos en las instrucciones de muchos fulares elásticos y rígidos, bandoleras y pouchs.

Es verdad que casi todos los bebés que piden la postura hacia fuera es porque se le ha ofrecido antes, en brazos o en mochilas no ergonómicas. También es verdad que la mayoría de ellos disfrutan de la posición a la cadera para satisfacer ese interés por el mundo. Pero hay un pequeño porcentaje de bebés que “exigen” ir mirando hacia fuera.

Yo conozco muy pocos, y dos de los que conozco son hermanas, y su madre, Beatriz, me ha hecho el favor de escribirme su testimonio para compartirlo contigo. Gracias, Bei.

He leído el artículo de Henrik Norholt y me parece excelente, en su planteamiento y desarrollo, pero como madre de dos niñas quiero dejar otro punto de vista. En el artículo, no se recomienda llevar a los bebes de frente hasta los seis meses, estableciendo unos periodos de desarrollo que no se corresponden con lo que yo he visto con mis hijas. Han sido y son niñas muy inquietas, despiertas y activas, que han dormido poquísimo y desde muy bebés han querido interactuar con el entorno, expresando su bienestar o malestar con su fuerte temperamento.

Su pasión por el rostro humano no empezó a los 2 meses sino a los dos días. La pequeña ya sostenía la cabecita en el paritorio. Y ambas, a partir de los dos meses han rechazado la posición tradicional, frontal, de cara al porteador, salvo para lactar a la vez que eran porteadas. Lloraban y se quejaban en brazos hasta que las poníamos de frente, como soy de complexión pequeña y no muy fuerte, era un gran esfuerzo físico que solucionaba con porteo a la cadera con una bandolera y teniendo siempre el pecho disponible como incentivo, pero el resto de miembros de la familia (padre, abuelo, tío…) las han llevado de esta forma, recogiendo las rodillas para que estuvieran más altas de las caderas, intentando que la postura fuera lo más ergonómica posible.

Sentíamos que se aburrían de otra manera y lo expresaban con vehemencia. La idea de la sobreestimulación para el caso de mis hijas no se aplica, pues de los 2 a los 4 meses ha sido la única época de sus vidas en la que han dormido 7-8 horas del tirón. A partir de los 4 meses empezamos a portearlas siempre a la espalda (a la pequeña con un mes pero de forma ocasional) y desde los seis no toleraban ser llevadas delante, arqueándose y queriendo salirse del portabebé, fuera el que fuera.

Han sido bebés que han dormido muy poco y han sido porteadas todo el tiempo, pues no han tolerado el carro hasta cerca del año (la pequeña tiene 9.5 meses y aún no lo tolera, y duerme unas 9-10 horas diarias en total). El porcentaje de tiempo que iban de frente en aquellos dos meses sería como un 20% del total, siempre en periodos cortos de tiempo.

Así que en definitiva, aunque estoy de acuerdo con el artículo, pienso que los bebés no son todos iguales, ni en su desarrollo, ni en su temperamento, y los padres tenemos que adaptarnos a ellos. El porteo es una herramienta indispensable para esto, pues te permite conectarte con tu bebé y saber de forma inmediata que es lo que necesita en todo momento y poner todos los medios a tu alcance para lograr su bienestar.

.

Cara al mundo

.

Así que, tras el testimonio de Bei, a la que conozco y es madre porteadora e informada al respecto, he de decir que, aunque sigo pensando que es una postura que tenemos que evitar en la medida de lo posible, nadie conoce a tu bebé mejor que tú, y tú sabes lo que es mejor para tu peque y para tu familia en cada momento.

Intenta, no obstante, si crees que tu bebé es de los que piden esa postura, tener en cuenta estas recomendaciones:

  • Coloca en cada ocasión al bebé con su barriga pegada a tu cuerpo, delante, cadera o detrás: siempre tendrás tiempo de cambiarle de postura cuando te lo demande.
  • Asegúrate de que el bebé sostiene la cabeza con seguridad.
  • Que sea por períodos muy cortos de tiempo.
  • Evita entornos sobre-estimulantes cuando le lleves hacia fuera: centros comerciales, calles muy concurridas y-o iluminadas, delante de una pantalla, etc.
  • Asegúrate de que la posición es todo lo ergonómica posible: las rodillas del bebé están más altas que su culete, la cadera basculada hacia delante de manera que permitas que su espalda vaya redondeada, al menos en la zona lumbar.
  • Cambia al bebé hacia ti en cuanto notes que está “secuestrado” por los estímulos (incapaz de retirar la atención de ellos), cansado o cuando veas que está más tranquilo-a y dispuesto a ir hacia dentro.
  • Y siempre puedes visitar a una asesora de porteo que te ayude a probar otros portabebés y-o posiciones (por ejemplo, la bandolera o el tonga permiten mucha visibilidad y movimiento en el bebé), y a mostrar al bebé otras opciones.

., 

Recuerda que es una postura NO-OPTIMA ni para ti ni para el bebé.

La imagen de la Ergo 360 es del blog de Ergobaby, puedes visitar el artículo pinchando la imagen.

Share

Comentarios

  1. […] Blog de Monitos y Risas: con el post donde habla de los bebés porteados que realmente quieren ir de cara al mundo, porque aunque son minoría, parece que […]

  2. […] sólo es que la posición “cara al mundo” sea antiergonómica, es que todo el  fular está tan mal puesto que parece que optaba precisamente […]

  3. Para llevar al bebé hacia delante por un periodo tan corto de tiempo realmente hace falta una mochila?

  4. […] quería ir de frente, lo que no es muy adecuado para su espalda, Elena recogió mi experiencia aquí, pero por suerte fue una fase y pronto empezó a querer ser porteada a la […]

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España. Esta licencia es del tipo Reconocimiento-No Comercial-Sin Obras Derivadas. Esto significa que puedes imprimir o distribuir la información elaborada por De Monitos y Risas por cualquier medio (escrito o electrónico) siempre que cites y enlaces el Blog; que lo hagas con fines no comerciales y que mantengas el título, contenido y pie del artículo íntegro (se puede eliminar la información comercial, si la hubiere). Si quieres usar las fotos propias de De Monitos y Risas, te rogamos que te pongas en contacto con nosotros
05e046ec-55aa-3412-9923-a4b9fa8f5947