Pages Navigation Menu

Bellywrapping Doble cruz a la espalda, fular rígido y largo

Bellywrapping Doble cruz a la espalda, fular rígido y largo

Lunes de porteo de nuevo dedicado al Bellywrapping,

En este post te traigo el que probablemente sea el nudo más conocido del BellyWrapping.

Muy similar a la Cruz envolvente delante en los primeros pasos de su realización, es un anudado que cubre totalmente la espalda por lo que da mucho apoyo tanto a la zona superior como inferior de la misma.

Lo puedes hacer con un fular rígido o elástico. Hoy te lo enseño con un rígido. En cualquier caso, necesitas que sea un fular largo, de, al menos, tu talla estándar (normalmente, 4’60 m, talla 6).

Recuerda que la tensión adecuada ha de ser tal que en los bordes del anudado, es decir, donde “se acaba”, has de poder introducir un dedo sin dificultad.

Veamos el vídeo. Lo he hecho con un fular emeibaby Baali gris en talla 6.

.

.

  • En caso de sensación de pesadez, hernia umbilical, varices vulvares o cualquier otra molestia en la zona inferior de tu abdomen, dobla la banda central por la mitad y hacia abajo de modo que haya mucho más soporte en la mitad inferior de tu barriga (por debajo del ombligo). Si claramente notas más pesadez en un lado de tu cuerpo que en el otro, por la posición del bebé por ejemplo, acaba el anudado en esa zona, colocando el nudo debajo de donde sientas las molestias o sobre la zona en cuestión si notas que te alivia.
  • En caso de molestias lumbares, ciática o pseudociática, pinzamiento del trigémino o cualquier otra molestia de la zona inferior de la espalda y-o nalgas, te será útil abrir bien las bandas del fular que configuran la cruz que queda más baja, la segunda que se realiza. Si necesitas soporte en la zona de las nalgas, este no es un nudo que te lo permita, a no ser que tengas un fular de, al menos, una talla más de la necesaria para poder dar una vuelta más alrededor de tu cadera, con el fular abierto, creando otra capa de soporte en la zona afectada. Recuerda que si hay un pinzamiento, anudar sobre la zona afectada puede resultar de alivio.
  • En caso de alteraciones en la cintura pélvica-cadera, como el fular no baja hasta ahí, no será un nudo útil. Pero como te decía en el punto anterior, si usas un fular de al menos una talla más de la necesaria, te puedes dar una vuelta más sobre la cadera, como hemos comentado en otras ocasiones.
  • Si hay dolores costales debido al sobre-peso y-o a la posición del bebé, has de abrir bien el fular en las dos cruces que hay en tu espalda, de modo que des apoyo a la zona. Despliega bien para cubrir la mayor superficie posible de la espalda, intentando generar más tensión en el fular en las zonas que más te molesten.
  • Si lo que tienes son molestias en la zona superior de la espalda , además de desplegar bien la tela en la zona en cuestión, cuida de tener una buena posición de la espalda mientras anudas. La manera de guiar la tensión desde delante hacia atrás sobre tus hombros te ayudará a mantener la espalda en una posición correcta, siempre que estés en dicha posición cuando estés colocando el fular. De lo contrario, te “atarás” a ti misma con una mala posición que probablemente empeorará la molestia. Además, puedes introducir parches de calor o bolsas de semilla si se trata de un dolor puntual (como una tortícolis) y se sostendrán con el fular.

.

Recuerda que, como siempre, hablamos de indicaciones generales y que lo más importante es que te observes y hagas el nudo como más cómodo te resulte. Y ante la duda, consulta a tu profesional de la salud de referencia. Y revisa nuestro post sobre los “peligros” de esta técnica ;-).

Marta y yo esperamos que te resulte útil y, si ha sido así, nos encantará conocer tu experiencia. Y, como siempre, ¡COMPARTE! si crees que puedes (podemos) ayudar a más gente con esta información.

.

Marta Sancho Melchor es Diplomada en Fisioterapia por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y ha estudiado Metodología osteopática en la Universidad Europea de Madrid. Formada en Pilates en la Federación Madrileña de Gimnasia, certificada en Mat y Studio en los niveles básico, intermedio y avanzado. Formada también en el método Peak Pilates  en la Escuela de Body evolution Pilates obteniendo  el Certificado de la PMA (Pilates Method Alliance) en 2009. Ha seguido cursos de formación en diferentes escuelas en disciplicinas como Magic Circle, Theraband, Rulo, Balón gigante, Pilates para embarazadas y postparto, Barril… En 2012 obtuvo la Certificación de GYROTONIC® Level I en la escuela de Gyrotonic® Eaglenest en Münstertal, Alemania y tiene también el curso de Aplicación terapéutica para Escoliosis en Gyrotonic. En 2013 se certifica igualmente en GYROKINESIS® Level I en la escuela de Gyrotonic® Eaglenest Münstertal, Alemania. Por último, en 2013, amplía su formación en Gimnasia Abdominal Hipopresiva en la escuela de Marcel Caufriez en 2013. Y puedes encontrarla en Oh! la luna impartiendo Pilates en el postparto y Gimnasia hipopresiva.

 

Share

Comentarios

  1. […] cómo hacer el anudado subiendo por la espalda, como veíamos con el anudado de Doble cruz en la espalda, de modo que puedas dar soporte a la zona superior de la espalda y en las lumbares con un fular […]

  2. […] El BellyWrapping de hoy ya lo hemos visto con anterioridad: la Doble cruz en la espalda con fular rígido y largo. […]

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España. Esta licencia es del tipo Reconocimiento-No Comercial-Sin Obras Derivadas. Esto significa que puedes imprimir o distribuir la información elaborada por De Monitos y Risas por cualquier medio (escrito o electrónico) siempre que cites y enlaces el Blog; que lo hagas con fines no comerciales y que mantengas el título, contenido y pie del artículo íntegro (se puede eliminar la información comercial, si la hubiere). Si quieres usar las fotos propias de De Monitos y Risas, te rogamos que te pongas en contacto con nosotros
05e046ec-55aa-3412-9923-a4b9fa8f5947