Pages Navigation Menu

Cuidando de mí #Postinvitados

Cuidando de mí #Postinvitados

Estrenamos 2017 con la reedición de nuestros #Postinvitados.

Una iniciativa con la que grandes profesionales del porteo nos van a acompañar mostrando otras visiones de la crianza, el contacto y el porteo.

Gracias a todas ellas.

Y la primera es Angélica de la Cruz.

.

Angélica ha confiado en mí por partida doble: se ha formado con Asesoras Continuum y con Asesoras de Porteo De Monitos y Risas. Además, fue mi anfitriona este año en mi viaje a Cancún y, desde luego, resultó una maravillosa anfitriona. Así que, por todo ello, mi gracias, Angélica.

Te dejo con su artículo, y te recomiendo que reflexiones sobre lo que nos plantea que no es, ni más ni menos, que cuidar de nosotras-os mismas-os. Porque para cuidar, hay que estar bien.

.

Cuidando de mí

.

Con la llegada de un nuevo año llegan nuevas metas y propósitos, uno de los más importantes en mi lista de esta ocasión es: “Cuidar más de mí” para que, así, temas como salud, estudio, bienestar, proyectos, viajes, etc. vengan por añadidura.

Soñar no cuesta nada y plantearme miles de cambios se vuelve tentador pero, si siendo solo yo, me costaba mantenerme apegada al plan, ¿Qué pasa ahora cuando la prioridad son mis hijos?

No quiero decir que es más complejo, pero sí que es diferente… y que lo primero que debí hacer fue cambiar el chip a que mi prioridad soy yo y que, si yo estoy bien, los demás a mi alrededor lo estarán.

Por ejemplo, pasé de: “Hacer ejercicio” a: “Tener conciencia de mi cuerpo y lo que puedo/debo hacer”.

.

Dentro del boom que surgió durante el año pasado de “hagamos-todo-porteando”, me he topado con varias opciones que, conociendo mi cuerpo y el de mi bebé, sé que nos harían más daño que beneficio, así que quiero invitarte a que seas analítica antes de elegir.

Y es que, si bien es cierto que el contacto constante con nuestro bebé es de suma importancia y en la mayor cantidad posible, también lo es que un impacto constante en tu o su cuerpo no lo será.

¿Te imaginas caerte de una bicicleta fija o móvil con tu bebé? o ¿el impacto en tus huesos y articulaciones con un bebé muy pesado en zumba o aerobic?… ¿qué tal la columna de un chiquito con ese mismo ejercicio? o ¿hacer un correcto hipopresivo con tu bebé ejerciendo presión sobre tus pulmones?

Comencemos con puntos muy sencillos para mejorar nuestro día a día; la conciencia de tu cuerpo y tus actividades serán clave.

Por ejemplo: despierta y aún en la cama, respira profundo y siente cada parte de tu cuerpo, ¿sientes alguna molestia? ¿dormiste en alguna posición rara por amamantar o el colecho? ¿qué acciones puedes tomar para contrarrestarlo durante tus actividades?

.

Cuidarse para cuidar

.

¿El bebé cayó rendido después de un día de mucha actividad y tú estás a punto de caer de la cama, una siesta familiar parece rompecabezas mal armado, o el bebé está poniendo en práctica sus malabares al momento de amamantar?

A veces con tal de tener 5 minutos de tranquilidad elegimos quedar “incomodas”, pero ¿cuál es el precio por ello? Quizá eso signifique un día completo de dolencias que en realidad te hará sentir más cansada e irritable de lo que crees.

Así que, mejor reacomodar ahora y no sufrir después ¿No crees? y ya sé, dirás que no te diste cuenta. Pero la verdad es que siempre nos damos cuenta en algún punto.

.

Cansada y encorvada

.

Se dice que el cansancio se siente como si lleváramos un gran peso en los hombros, y ¿sabes? justo así se ve.

Vamos encorvados por la vida por ese peso y todo eso lo reflejamos en todo, al amamantar, al cargar a nuestro bebé, el súper, lo que sea… pero tal como reflejamos de adentro hacia afuera, se puede hacer a la inversa, así que trata de ir derecha para no hacer un problema más grande, seguro sentirás mejoría en tu andar.

Y así como ese ejemplo muchos de higiene y conciencia corporal para mantener una postura correcta en nuestro cuerpo que se traduzca a todo.

Consiéntete, un día de salón o 3 horas de Spa quedan posiblemente fuera de la lista de prioridades, peeero… Si bien es cierto que el cansancio apremia y debes aprovechar los ratos que tus hijos duermen o te dan un respiro para dormir o trabajar, también es cierto que si tomas al menos 10 minutos de ese tiempo para leer algo que te agrada, pintarte las uñas, escuchar tu música, ponerte un dispositivo de masaje, o sencillamente respirar-meditar, tu organismo detecta un break y se relaja.

.

Postura correcta

.

Otras pequeñas acciones para cuidar tu cuerpo y mente en tu día a día

  • Al levantarte de la cama no lo hagas haciendo una abdominal sino de lado, con las piernas flexionadas y apoyando tu codo y antebrazo para levantarte.
  • Si amaneces con torticolis, o algún otro problema y necesitas cargar a tu bebé, asegúrate de usar correctamente tu portabebés, repartiendo bien el peso y ajustando correctamente. Siempre ve la recomendación de tu médico.
  • Busca sentarte en sillas que mantengan tu cadera y rodillas en ángulo de 90° y que conserven la postura de tu espalda y sus curvaturas naturales. Si tus pies cuelgan y no hay alternativa, busca algo donde apoyarlos.
  • Si tienes que estar en una posición o sentada por mucho tiempo, levántate cada 50 minutos para relajarte por lo menos 5.
  • Al amamantar a tu bebé, en el sillón, en la cama o donde sea, los cojines, almohadas, descansabrazos o apoyos se vuelven básicos, serán tus aliados para dar soporte a tu espalda, brazos, etc. para que tu musculatura no padezca y tú no te sientas más agotada.

.

Soporte correcto

  • Viajar por el mundo puede o no ser una posibilidad pero comienza con lo que tienes cerca para distracción
    familiar, no siempre requieres de grandes presupuestos para disfrutar el entorno y relajarte en familia. Va desde un picnic en un parque hasta una excursión a poblaciones cercanas.
  • Recuerda que al cargar, tu bebé (o cualquier cosa que necesites levanta) debe ir cerca de tu cuerpo, con el peso repartido y no exceder el 40% de tu peso.
  • No te dejes caer fuertemente al sentarte y párate con apoyo de tus brazos y manos.
  • Piensa en lo que debes usar a tu alrededor de forma que el acomodo sea práctico y cómodo, que no tengas que torcerte para alcanzar nada de lo que usarás, tanto en tu escritorio como para cambiar el pañal del bebé.
  • Lleva en tu bolso solo lo necesario, nuestras pañaleras se vuelven bolsas mágicas pero siempre piensa que puedes dejar cosas en el coche, en el carrito del súper, en la oficina, etc. Para evitar traerlas cargando en tu hombro todo el tiempo.
  • Al conducir así como cuidas que el bebé vaya cómodo, ve que tú lo vayas también, evita ir con un brazo apoyado en el descansabrazos todo el tiempo, eso favorece que tu columna se incline y eventualmente tensa tus músculos o provoca dolor.
  • Si va a recoger algún objeto del suelo, flexiona las rodillas, manteniendo la espalda recta, para nada te
    agaches encorvando y si hay algún mueble o pared cerca apóyate con las manos.
  • Tendemos a planear las comidas del bebé al 100% para que sean balanceadas y sanas… haz lo mismo con las tuyas, te recuerdo que si tú estás bien lo demás lo estará.
  • Recuerda ir paso a paso, alcanzando metas pequeñas en todos los ámbitos para que sean la base de grandes, si ves siempre lo lejano, no te permites disfrutar del momento hoy y solo te frustras.
  • Y por último pero no menos importante, si tienes pareja, date tiempo de disfrutarte como tal, te aseguro que ambos lo necesitan, no dejes que se pierdan en el día a día, tú y tus hijos lo agradecerán también.

.

Espero estos consejos te sean de utilidad.

Podría seguir y llenar hojas y hojas pero lo que menos deseo es agobiarte.

Cuida de ti, respétate y ámate, te aseguro que la clave para lograr lo que desees está en ti y una vez que: “decides, luchas y te atreves”, nada te detendrá para conquistar lo que te propongas.

.

Si quieres conocer a Angélica y disfrutar de sus consejos y asesoría, la puedes encontrar en Fulares y más, su emprendimiento.

Desde allí, ofrece atención personalizada a familias que requieren asesoría de maternidad y porteo ergonómico. Empezando por la importante elección hasta la compra de las diferentes opciones de cargadores ergonómicos disponibles en el mercado mexicano (fulares, mochilas ergonómicas, bandoleras, etc.) y siguiendo por todo lo que puedas necesitar para enfrentarte a tu maternidad como deseas.

0

Share
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España. Esta licencia es del tipo Reconocimiento-No Comercial-Sin Obras Derivadas. Esto significa que puedes imprimir o distribuir la información elaborada por De Monitos y Risas por cualquier medio (escrito o electrónico) siempre que cites y enlaces el Blog; que lo hagas con fines no comerciales y que mantengas el título, contenido y pie del artículo íntegro (se puede eliminar la información comercial, si la hubiere). Si quieres usar las fotos propias de De Monitos y Risas, te rogamos que te pongas en contacto con nosotros
05e046ec-55aa-3412-9923-a4b9fa8f5947