Pages Navigation Menu

El porteo: Mi espinita #postinvitados

El porteo: Mi espinita #postinvitados

De nuevo jueves y, por tanto, #Postinvitados.

Mamá de múltiples, Alba se formó como Asesora Continuum gracias a su experiencia con su propia maternidad que, como puedes leer, no fue lo que ella quería por falta de información veraz.

Por eso trabajamos. Para que cada mujer que llega a la maternidad tenga acceso a información que le permita ser la madre que desea ser.

.

Embarazada tenía clarísimo que iba a llevar a mis hijos en esos pañuelos tan chulos que llevaban algunas mamás que veía por la calle, incluso le llegué a preguntar a alguna que donde los podía conseguir.

Casualmente una de las personas que más sabe de porteo vive en la misma isla que yo y era la misma persona que me habían indicado las madres con las que me había tropezado por la calle. Así que le mandé un email, quedamos en que la llamaría para concertar una cita y por una cosa o por otra no le contacté más.

(Cuánto me arrepiento hoy por no hacerlo).

Cuando les contaba a mis familiares qué quería llevar a mis hijos en el pañuelo (no tenía ni idea que a eso se le llamaba porteo), me decían que si estaba loca, con lo bien que van en su carrito,  que si los llevaba encima no iba a poder hacer nada, y lo peor: el miedo a que se cayeran.

Mi respuesta siempre era la misma, que no había oído ninguna noticia de algún percance de ese tipo, que si fuese realmente peligroso no se vería por la calle a ninguna mujer llevando a su hijo en un trozo de tela.

Pero claro al no saber realmente si era peligroso o no, me entró el miedo y me compré un carro gemelar chulísimo, aunque la idea del pañuelo seguía rondándome.

Unos familiares me regalaron, no una, sino dos bandoleras de unos grandes almacenes. Se las vendieron como lo más de los más en portabebés. Super cómoda de llevar, de ajustar y lo que más nos preocupaba: la seguridad. 

Venían equipadas con unos enganches muy seguros para que no se abrieran, y palabras de la vendedora: “con los pañuelos esos se les pueden soltar los nudos y caer los niños”. Más miedo aún. Damos por hecho que la persona que nos vende un artículo está cualificada para hacerlo.

.

Trabajando por difundir información

.

Nada más lejos de la realidad, la vendedora no tenía ni idea de los fulares ni de la bandolera que intentaba vender. Su interés era la venta pura y dura, esa bandolera que vendió no era apta para recién nacidos, en las instrucciones hay una postura que pone en riesgo la vida del bebé ya que puede cerrar las vías respiratorias.

En este enlace se puede leer más sobre el tema y la importancia de un buen asesoramiento: http://mimosytetablog.com/bebes-muertos-en-portabebes/.

Cuando intenté colocar a mis niños descubrí que sobraba mucha tela, no había manera de ajustar esos sacos a sus cuerpos y que pareciera que mis hijos estaban seguros ahí dentro. Su destino fue un cajón de armario. 

Por casualidades de la vida, buscando qué hacer, a qué dedicarme profesionalmente, di con una formación que daba aquella chica a la que contacté por email y que jamás volví a llamar. En la que en el temario había un módulo de porteo.  Y pensé “esta es la mía, aprendo lo que me gusta y de paso me quito mi espinita“.

No me la quité, al contrario, cada día se me clava más en la piel. Aunque mis hijos tuvieron muchos brazos nos perdimos múltiples sensaciones por no portear . 

El porteo no es sólo un medio de transporte.

El porteo es un modo de vida.

El porteo ayuda a un desarrollo correcto de los hitos evolutivos. http://asesoras-continuum.com/porteo-hitos-desarrollo/

El porteo es vital para nuestros hijos: ellos esperan nuestros cuerpos desde el minuto cero, ellos necesitan contacto continuo para sentirse seguros, y para finalizar su desarrollo, (exterogestación), http://blog.monitosyrisas.com/la-exterogestacion-y-la-necesidad-de-ser-llevados/.

.

Lucero de Alba.

Lucero de Alba es un proyecto que nace desde la necesidad de crear tribu, de acompañar la maternidad, compartir en familia. De tejer redes formando círculos de mujeres, para crecer juntas y no estar solas en momentos tan complicados y a la vez enriquecedores como son el puerperio y la maternidad en general, para que nuestros hijos se nutran de los beneficios de una crianza respetuosa y las mujeres nos enriquezcamos unas con otras.

Puedes seguir Lucero de Alba, y contactar con ella, en su blog: http://maternidadlucerodealba.blogspot.com.es/

.

Share
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España. Esta licencia es del tipo Reconocimiento-No Comercial-Sin Obras Derivadas. Esto significa que puedes imprimir o distribuir la información elaborada por De Monitos y Risas por cualquier medio (escrito o electrónico) siempre que cites y enlaces el Blog; que lo hagas con fines no comerciales y que mantengas el título, contenido y pie del artículo íntegro (se puede eliminar la información comercial, si la hubiere). Si quieres usar las fotos propias de De Monitos y Risas, te rogamos que te pongas en contacto con nosotros
05e046ec-55aa-3412-9923-a4b9fa8f5947