Pages Navigation Menu

Embarazo y porteo

Pues andaba yo recopilando imágenes, testimonios, dudas, etc. para un artículo sobre embarazo y porteo, y Lau, de Kangura, me dijo que ella estaba traduciendo uno al respecto. Ella ha tardado mucho menos que yo, así que mientras termino el mío, aquí va este (como siempre, pincha en las imágenes para verlas ampliadas):

Embarazo y porteo

x

¿Es posible seguir llevando a tu bebé/niño estando nuevamente embarazada? ¡por supuesto! ¿cómo hacerlo correctamente? Embarazo y porteo es la traducción del artículo “Porter enceinte …” de Marie Vial, mamá de cuatro niñas, experta mamá canguro y monitora en talleres de portabebés en Francia

x

x

La autora del blog Papotages autour du Portage y la tienda de portabebés Aux Mille et Un Porte bébés, con su estilo natural, nos narra su experiencia de porteo durante el embarazo, que puedes leer en su versión original en francés en su interesante blog.

Venga, ya toca que escriba este artículo dado que mi primer embarazo como mamá canguro usuaria de portabebés (bueno, en realidad mi cuarto embarazo) ha terminado!

Nuestra pequeña Candela se ha unido a nosotros hace ya 5 semanas, Soledad le ha cedido naturalmente su lugar en nuestros fulares.

He llevado regularmente a Soledad durante todo este embarazo, no intensivamente, por supuesto, sino durante nuestros paseos principalmente y luego algunas veces en casa también… he podido probar entonces diferentes tipos de porteo a lo largo de estos nueve meses y con placer y ya un poco de nostalgia voy a compartirlo con vosotros.

Por tanto se puede llevar un hijo mayor mientras se está gestando el pequeño y hasta los últimos días si una se siente capaz moralmente y físicamente! Sólo basta tener en cuenta algunas reglas para hacerlo bien. Personalmente, mi último uso del portabebé, embarazada, se remonta a una decena de días antes del parto! Porque aunque he tenido un embarazo agradable en general, tengo que confesar que la última semana me puso a prueba físicamente! He tenido terribles dolores a la cadera, he pasado los últimos días balanceándome en una pelota, prácticamente no podía ni desplazarme, además se han encadenado durante días las contracciones para un pre-trabajo que no se acababa nunca… bueno, era bien evidente que para mí el porteo se había acabado en aquellas condiciones.


Que sepáis, antes de empezar en serio, que siempre es más cómodo y fisiológico para el portador y notablemente para la portadora embarazada, utilizar un portabebé de calidad, antes que llevar en brazos, siempre que se reúnan las condiciones necesarias. Si vuestro hijo/a mayor os pide muchos brazos durante vuestro embarazo, no dudéis en usar un portabebé ergonómico: su peso se repartirá mejor en vuestro pecho, conservaréis más fácilmente una posición correcta evitando la dislocación de la cadera invitando al bebé a permanecer activo en la sujeción de su cuerpo. A grandes rasgos, se trata de la combinación de estos dos factores: un portabebé que por su manera de colocarse permite repartir correctamente el peso del bebé encima vuestro dejando libre de peso vuestro vientre + un bebé bien colocado en posición “sentado en cuclillas” que se agarra lo que os permitirá continuar llevando un mayor en unas condiciones bastante buenas.

Antes de pasar revista de los diferentes tipos de porteo que se os ofrecen, convendría concretar las normas a seguir para llevar al niño sin poner en peligro el bienestar de vuestro bebé y el vuestro:

  • De manera general y en todas las etapas del embarazo, conviene asegurarse al lado del profesional que os hace el seguimiento (obstetra o comadrona en la mayoría de los casos) que el embarazo se desarrolla “normalmente”. El porteo de vuestro hijo mayor, igual que cualquier otra actividad, se os puede desaconsejar, o prohibir en caso de contracciones numerosas, sobretodo si éstas tienen efecto en el cuello del útero. Puede ser que tengáis que reposar también si vuestra tensión arterial es un poco elevada. Hace falta decir que toda contraindicación para poder continuar vuestras actividades cotidianas puede ser aplicable al porteo de vuestro niño/a.
  • Si el desarrollo de vuestro embarazo os permite continuar con vuestro mayor, estad atentas a las manifestaciones de vuestro cuerpo (falta de aliento, contracciones, hinchazones, dolor de espalda, etc.) y no os forcéis. Durante el embarazo, el porteo debe ser un placer! En el momento en que sentís cansancio y dolor, hay que parar! Si el bebé no está de acuerdo, no dudéis en explicarle claramente por qué los tiempos de porteo son ahora más limitados en frecuencia y duración! Mi hija a los dos años largos lo comprendió muy bien. Además podéis hacer colaborar al papá! 😉
  • Sin embargo, de modo general, conviene siempre priorizar el porteo a la espalda cuando se está embarazada, incluso durante los primeros meses cuando el útero de la madre todavía está poco desarrollado! El campo de visión de la portadora está totalmente despejado, lo que reduce considerablemente los riesgos de caída, siempre posible cuando se lleva delante un bebé bastante voluminoso!  Vuestro centro de gravedad está así menos alterado. Además llevando a la espalda, la colocación es muy a menudo simétrica, entonces más cómoda para la mayoría de personas.

x

El porteo en la cadera también es posible durante los primeros meses. Hace falta evitar situar al bebé demasiado sentado en la cadera para no dislocar la cadera en exceso. Solamente situado a tres cuartos de vuestro abdomen, aunque puede ser que el volumen de vuestra barriga resulte en molesto enseguida, con el bebé llevado así. Dicho esto, la sensación de incomodidad cambia de una mamá embarazada a otra, el hecho de llevar el feto más o menos arriba y su colocación en vuestro vientre yo pienso que puede influir un poco 😉 además el mayor debe ser llevado bien alto… Personalmente yo me he sorprendido de poder llevar a mi tercera hija en la cadera, al lado izquierdo, hasta la semana 39 sabiendo que la pequeña tenía los pies a la derecha! En cambio ahora que lo pienso, creo que podría haber probado de llevarla al lado derecho para ver las reacciones de mi  última pequeña dentro del útero.

Las primeras semanas, si el mayor todavía es pequeño, no hay por qué no continuar llevándolo vientre con vientre, aunque no esté muy recomendado. Con un fular tejido, yo tiendo a recomendar el nudo canguro que cargando el peso principalmente en los hombros de la portadora preserva su abdomen y su periné, que son zonas ya muy cargadas incluso en una fase inicial por la propia gestación.

x

Pasemos ahora revista a los diferentes tipos de portabebés utilizables durante el embarazo:

Voy a desarrollar aquí sobretodo las técnicas de porteo a la espalda, y un poco a la cadera. Si estás embarazada y eres principiante en el porteo a la espalda, os invito a participar a un taller con alguna monitora experimentada y competente para estrenaros en las mejores condiciones.

x

Empecemos por los más rápidos de explicar: los portabebés preformados (mochilas ergonómicas). Este tipo de portabebés podrá continuar siendo usado las primeras semanas/meses si continúa siendo cómodo para vosotras.

El cinturon lumbar de este tipo de portabebés se coloca normalmente alrededor de la cintura, permitiendo así repartir el peso del niño sobre las caderas de su portador. Comprenderéis entonces fácilmente que apoyándose directamente sobre el vientre, la mamá embarazada se puede sentir enseguida molesta. Siempre podemos situar este cinturón debajo del esternon, debajo del pecho si el sistema de ajuste lo permite, pero la comodidad no será la misma para todo el mundo. Además según la constitución del portador, no todas las mochilas ergonómicas ofrecen la posibilidad de ajustarse perfectamente en cualquier posición del cinturón. Los modelos que ofrecen un sistema de ajuste bilateral son la Boba o la Beco por ejemplo (de las que yo conozco personalmente), y se adaptan bien en personas de constitución pequeña.

Pasemos ahora a los portabebés de inspiración asiática. En general, estando embarazada es necesario anudar los portabebés altos en vuestro pecho o bajo el culito del bebé para que vuestro vientre quede libre de los puntos de apoyo del portabebé. Existen diferentes maneras de proceder: nudos, cruces, bucles, utilización de una anilla… tenéis para probar y notar las variadas sensaciones para encontrar lo que más os convenga! De hecho pienso personalmente que algunos acabados encima del pecho comprimen menos el tórax que otros. Habiendo sufrido de falta de aliento durante este embarazo, he encontrado grandes ventajas a probar diferentes técnicas.

Así el porteo también es perfectamente posible con un ombuhimo, este portabebé estando desprovisto de cinturón ventral, se adapta muy bien al embarazo si os gustan sus sensaciones. Podréis anudar vuestro ombuhimo de diferentes maneras, de modo que las tiras pasen por encima de vuestro pecho o no. Recordad, sin embargo que para optimizar la comodidad del porteo el bebé debe estar bien colocado “sentado en cuclillas”, entonces lo ideal es que su base esté bien sostenida hasta debajo la corva de sus rodillas. Un bebé bien colocado, es un bebé que se agarra y permanece activo en la sujeción de su cuerpo, así es menos pesado para vosotras. Garantizad entonces que el rectángulo dorsal de vuestro ombuhimo tenga una buena medida para vuestro pequeño.

El podaegi también puede ser usado durante el embarazo acabando el anudado alto sobre vuestro pecho. Sin embargo llevar bien al bebé en este tipo de portabebé lo encuentro un poco más técnico. Es el portador quien tiene que crear el asiento del pequeño cruzando las dos únicas tiras superiores bajo su trasero. Es necesario entonces procurar que el niño esté desde el principio bien colocado y con las rodillas bien puestas.

Yo voy de todos modos a insistir un poco más en las posibilidades que se os ofrecen a la hora de anudar un mei tai, ya que este portabebé está mucho más extendido que los otros dos.

Yo he utilizado mucho mis mei tais durante este embarazo. Por un lado porque he tenido muchos para probar, luego porque se colocan en general más rápidamente que los fulares. Ante llevar a una chica de dos años (casi tres), confieso que hacer un ajuste pliegue por pliegue riguroso (en fular) empezaba a costarme seriamente a medida que pasaban las semanas. Y sin un buen ajuste, el porteo en fular tejido no se mantiene cómodo durante todo el camino con un niño de esta edad.

Aquí están entonces algunas maneras de acabar el anudado de vuestro mei tai. Según las características de las tiras (grosor, acolchado, etc.) de vuestro portabebé, puede ser que no se puedan realizar todas estas variantes.

Descripción de izquierda a derecha:

  • Bucle de las cuatro tiras juntas. Lo que sobra de las tiras más largas está anudado bajo el culito del bebé.
  • Tiras inferiores enrolladas con la tiras superior del lado correspondiente
  • Tiras inferiores enrolladas con la tira superior del lado correspondiente + bucle de las tiras superiores y nudo final bajo el culito del bebé.
  • Nudo de las dos tiras inferiores alto sobre el pecho (o bajo el esternón) + acabado del anudado cruzando las tiras superiores.

Finalmente podéis realizar el atado como en este vídeo anudando bien bajo el culito del bebé para dar estabilidad al nudo a este nivel, luego reducimos el exceso de tejido de las tiras, pasando por encima del vientre pero sin apretar, lo justo para evitar que cuelguen.

El porteo en fular tejido y elástico embarazada ofrece también múltiples variantes de acabados con el objetivo de no comprimir el vientre. Todos los nudos en la espalda (canguros, dobles hamacas, mochila cruzada, cunas) se pueden acabar encima del pecho, o, algunos, bajo el culito del bebé. Es cosa vuestra probar múltiples variantes, varias alturas, a medida que avanza el embarazo. Los anudados simétricos si deseáis llevar al bebé durante un rato largo, en general son más apreciados. Respecto a las familias de nudos favoritos, no hay normas! Lo he aprendido durante este embarazo! Los meses pasados, por ejemplo me ha sorprendido lo que me ha gustado el porteo a la espada muy bajo en Tonga o a la africana (quizás porque mi hija colocada así en mi espalda compensaba el peso de mi vientre hacia adelante). Podéis leer en internet que el nudo canguro es el más adecuado porque este nudo no requiere el apoyo en el abdomen permitiendo un porteo alto… pero no es sistemáticamente cierto! Todas somos diferentes, llevamos bebés únicos en condiciones particulares! Entonces hace falta probar…

Como información, os dejo aquí entonces, algunas maneras de terminar vuestros nudos por familias:

Mochila cruzada (Nota de Monitos: Aquí, más conocido como Cruz envolvente detrás)

En la foto de la izquierda he hecho un nudo simple encima del pecho antes de desplegar las dos tiras encima de la espalda del bebé (Nota de Monitos: la forma más habitual de hacer el nudo). Una vez hecha la cruz se recoge cada tira a la altura del nudo simple para bloquearlas.

Este video de la mochila cruzada con una anilla también os puede interesar: en lugar de hacer un nudo simple o de cruzar las tiras encima de vuestro pecho después de colocar la banda horizontal en la espalda del bebé, recogéis cada tira por debajo de vuestros brazos y las pasáis por dentro de una anilla. Subís cada tira por el hombro del lado correspondiente para desplegarlas posteriormente sobre la espalda del pequeño. Luego las recogéis por dentro de la anilla haciéndolas pasar por encima y luego por debajo.

También podéis hacer una mochila cruzada con las tiras invertidas como en este video pero en lugar de acabar anudando en la cintura, las podéis cruzar en las tiras:

  • pasando por encima y luego por debajo
  • o pasando por debajo, luego encima y en este último caso estabilizándolo todo con un doble nudo final para no perder la tensión.

Doble hamaca

Aquí existen múltiples variantes para acabar vuestra colocación sin comprimir la barriga! Todas son realizables con los dos tipos de fular: tejidos y elásticos, como la mochila cruzada y sus variantes.


– La doble hamaca con banda pasando por encima del pecho se puede finalizar con un nudo plano bajo el culito del bebé.


– Este mismo nudo se puede acabar encima del pecho:

1.-Cruzando los extremos en las tiras si vuestro fular es largo.

2.-Utilizando una anilla: una vez colocadas las dos capas de tela que cubren la espalda del bebé, pasamos los dos extremos por dentro de una anilla (talla L para los fulares tejidos, talla M o S para los fulares elásticos). Entonces se puede ajustar la tensión pliegue por pliegue y bloquear el tejido con la anilla.Finalmente llevamos los dos extremos detrás para anudarlos bajo el culito delbebé o los cruzamos encima/debajo los muslos del bebé y los recogemos delante a la altura del pecho por dentro la anilla.

x

La doble hamaca invertida también se adapta al porteo durante el embarazo. Este video os muestra como hacerla. También podéis acabarla como en el video del enlace anterior. O terminarla también como en este video utilizando una anilla (para más información en la utilización de una anilla y sus ventajas para anudar el fular podéis leer otro artículo de Marie Vial aquí).

También podéis hacer una doble hamaca invertida (ver la foto de la izquierda), haciendo un nudo simple encima del pecho después de haber colocado la primera capa de tela encima la espalda del bebé. Pasáis a continuación la tela que viene de debajo vuestro brazo, la subís por encima de la espalda libre y la desplegáis en la espalda del bebé para formar la segunda capa. Fijáis el nudo recogiendo la tela de la segunda capa a la altura del nudo simple para bloquearla. Este video os enseña el principio.

x

El canguro

La mochila o canguro a la espalda se puede finalizar:

– Bajo el culito del bebé.

– Encima el pecho cruzando los extremos del fular en las tiras: por encima y debajo o por debajo y luego por encima como en este video.

– Sobre el pecho acabando el canguro como en este video de la doble hamaca

– Usando una anilla para formar las tiras de la mochila. Se puede acabar el anudado atando bajo el culito del bebé o bien recogiendo los extremos del fular dentro la anilla una vez pasados bajo el culo del bebé.

Siempre es conveniente ajustar bien la tensión de la “bolsa” del canguro para repartir bien el peso del bebé en vuestros hombros y llevarlo con un buen cuerpo a cuerpo.

Los anudados sencillos:

Este tipo de nudos se pueden realizar a la cadera y a la espalda durante el embarazo. De hecho son interesantes porque requieren poca tela!

Tipo nudo simple, Basta en anudar los dos extremos del fular encima de vuestro pecho ( nudo tipo rebozo fijo o corredizo) en la espalda según si lleváis a la espalda o a la cadera y según vuestras perferencias. Es un tipo de porteo súper simple y rápido de colocar. Sin necesidad de preocuparse por saber qué hay que hacer para evitar que tantos metros de tela pasen por encima del vientre ;-). Es cierto que la comodidad según el tiempo de uso puede ser limitada pero creo que los nudos simples son muy prácticos en el día a día.

x

Bandolera de anillas: Así también tenéis la ventaja de la precisión de ajuste que ofrecen las dos anillas.


El nudo a la cadera con bucle también puede ser práctico como en este video o usando una anilla para hacer correr el tejido y ajustar bien.


Nudo a la africana: personalmente me ha encantado mi rebozo anudado a la africana al final del embarazo.

x

El tonga: para acabar uno de mis favoritos! Mi tonga me ha sido también muy útil en diferentes etapas del embarazo, es incluso el portabebé que he utilizado más con mi hija de más de dos años por las ventajas prácticas que he descrito en el artículo que he dedicado a este portabebé.

  • A la cadera, con el modelo regulable yo podía, reduciendo lo estrictamente necesario el diámetro del portabebé, podría sentar la pequeña lo suficientemente alta para que se apoyara lo mínimo posible encima de mi barriga. Me ha sido muy prático para bañarnos con total seguridad.
  • A la espalda, con Soledad colocada descentrada, muy baja a la espalda, me he sorprendido gratamente de la comodidad resultante!

Bueno, voy a parar de escribir! Este artículo no es muy exaustivo, lo he construído con lo que yo he podido experimentar durante mi último embarazo! No dudéis en buscar informaciones complementarias y alternativas en otras páginas dedicadas al porteo o en los forums especializados para comparar y enriqueceros de experiencias de otras mamás.

¡buen porteo a todas!

Gracias a Charlotte y su pequeñina por su bonita foto y su video de la cruz envuelta con una anilla.

Desde Kangura agradecemos a Marie Vial este artículo y su autorización para traducirlo al castellano. ¡No dejéis de visitarla en su interesantísimo blog Papotages autour du Portage

Este artículo se encuentra protegido por una licencia Creative Commons.

Puedes imprimirlo o difundirlo a través de internet manteniendo el texto completo, todos los enlaces, y enlazándolo a la página original Kangura.com


Desde Monitos y Risas, os recomendamos también visitar este artículo de Red Canguro, sobre Portabebés durante el embarazo.



Share

Comentarios

  1. Regina Otero dice:

    Hola Elena,
    justo había pensado proponerte que nos des un cursito de este tipo de anudados, cuando he leido tu post. Aun así creo que sería buena idea un curso, ya sabes que yo soy un poco torpe con los nudos. ¿Que te parece?.
    Besos Regina

    1. Monitos Madrid dice:

      Hola Regina!

      Estos son anudados normales pero con acabados exóticos 😉 Por supuesto hacemos un taller cuando quieras, hazme una propuesta de “contenidos”. Aunque una vez que sabes hacer uno de los acabados en uno de los nudos, es fácil extrapolarlo al resto de nudos que sabes hacer. Bueno, hablamos 😀

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España. Esta licencia es del tipo Reconocimiento-No Comercial-Sin Obras Derivadas. Esto significa que puedes imprimir o distribuir la información elaborada por De Monitos y Risas por cualquier medio (escrito o electrónico) siempre que cites y enlaces el Blog; que lo hagas con fines no comerciales y que mantengas el título, contenido y pie del artículo íntegro (se puede eliminar la información comercial, si la hubiere). Si quieres usar las fotos propias de De Monitos y Risas, te rogamos que te pongas en contacto con nosotros
05e046ec-55aa-3412-9923-a4b9fa8f5947