Pages Navigation Menu

Mamífero: ser que mama. Mamífero humano: Humano que mama.

Mamífero: ser que mama. Mamífero humano: Humano que mama.

Desde la página de Leslie Power, Revolución del Amor, os traigo este post, Resumen y análisis del Documental, del Pediatra y neonatólogo, Nils Bergman: “Restaurando el Paradigma Original para atender a los bebés”, cuya publicación original podéis leer aquí: Leslie Power Revolución del Amor: Mamífero: ser que mama. Mamífero humano: Humano que mama. Hemos cambiado algunos términos para adaptarlo al español de España.

Mamífero: ser que mama. Mamífero humano: Humano que mama.

Resumen y análisis del Documental, del Pediatra y neonatólogo, Nils Bergman: “Restaurando el Paradigma Original para atender a los bebés”.

.

Cuando el mamífero humano nace hay un momento de transición hacia el inicio de la crianza. El objetivo principal, después del parto es AMAMANTAR al recién nacido para restablecer el equilibrio perdido y respetar su instinto de succión.

Los mamíferos demuestran una serie de comportamientos que tienen por objetivo mantener la lactancia. Para eso en el cerebro del mamífero humano existen principalmente dos sistemas a los que se les ha denominado:

  1. Programa de defensa
  2. Programa de nutrición

Cada uno de estos programas con sus hormonas, nervios y músculos, todos juntos trabajan para mantener un comportamiento. Es el recién nacido quien nace dotado de estos dos programas, el que determina estos acontecimientos. Él manda. Él dirige con su conducta de estrés (sistema de defensa) o calma (sistema de nutrición) las conductas de apego de su madre: lejanía o cercanía.

Es el niño quien determina el comportamiento de la madre. El recién nacido inicia el proceso de vinculación social con su madre que estimula la respuesta de la madre iniciándose el programa de relaciones sensoriales mutuas. Pero es el niño quien inicia la lactancia y regula la lactancia, no es la madre, ni los deseos de la madre, ni debieran ser las ideas que se les ha transmitido a la familia, ni los discursos recibidos por parte de otros que “supuestamente saben” (Hasta minuto 4.35)

Min 6.26 a 7.19 Contacto no interrumpido. El éxito de la lactancia depende de que se permita la bebé los comportamientos instintivos orientados a mantener y desarrollar su programa de nutrición.

8.42 El mamífero trae programa para desarrollarse en el hábitat en que se encuentre.

El proceso de vinculación-apego, puede ser perturbado por cualquier intervención, la peor de todas: separar al recién nacido. Ahí se desespera y el sistema de nutrición se cierra para activar el sistema de defensa, lo que dispara una cantidad enorme de hormona del estrés, llamada cortisol. “He perdido a mi madre” el niño se desespera y llora, se activa para recuperar a la madre. Llora desesperado y rigidiza sus extremidades.

Esta es la primera violencia a la que todo ser humano hombre o mujer suele ser, en los tiempos que corren, sometido.

Esto le hace daño al cerebro del niño. Es un mal trato.

Cuando el recién nacido está con la madre mama, cuando está lejos, protesta.

El cerebro del niño requiere de un ambiente apropiado para el desarrollo de su cerebro, para eso es necesario mantener el ambiente del útero, fuera del útero, para esto los científicos han recomendado el método Canguro: CONTACTO PIEL A PIEL con la madre. Y hay que recalcar que es el niño quien demanda esa necesidad. El bebé en contacto piel a piel regula temperatura, respiración, latidos del corazón. Separado de la madre, no recibe lo que necesita para estar en estado de calma.

Min 15.00 Sincronía térmica, la madre sube dos grados su temperatura y el bebé hace lo suyo para conseguir su estado ideal.

Bebé separado de la madre, se estresa y reclama llorando. La tasa de cortisol en la saliva de los bebés separados de sus madres es el doble de los que permanecen en contacto con la madre.

Min.20.40 Los bebés en contacto con la madre tienen las siguiente protecciones:

  • Protección física de la madre.
  • Protección inmunológica de la leche de la madre.
  • Protección neurológica contra el estrés.
  • Mayor inmunidad para cuando sea más grande.

Para la madre, no separarse de su recién nacido tiene beneficios:

  • Los problemas en lactancia disminuyen si hay contacto piel a piel.
  • La lactancia prolongada es un factor que ayuda a prevenir el cáncer de mamas, ovarios, osteoporosis, depresión posparto.
  • Duerme mejor.
  • Mejor unión, menos abandono de bebés.
  • Mujeres empoderadas y se sienten competentes en cuidar a su bebé. Se empoderan, frente a ellas mismas, a la pareja, etc.
  • Se sienten capaces, fuertes y sabias.
  • Fortalece las habilidades parentales.
  • Menos violencia y por tanto menos estrés.
  • Mujeres confían en las capacidades de su cuerpo y de su amor.

Min. 28.30 Por inmadurez del recién nacido, se debe completar la gestación fuera del útero.

Es la leche materna la que completa la gestación por el contacto piel con piel. La leche materna es además de alimento, calor y protección. Amamantar es hábitat y nido. La criatura humana nace preparada para el amamantamiento, por lo tanto, madre e hijo nunca deben separarse.

Las mamadas no son sólo por y para alimentarse, también es para la oxigenación y desarrollar los músculos de la cabeza, cara, garganta. La alimentación con biberón produce hipoxia.

Min. 34.28 La leche materna. 70% inmunoestimulantes, inmunoglobulinas e inmunosupresores con el fin de proteger y no de alimentar. La leche materna varía durante el día, varía según los virus del ambiente, según el crecimiento del hijo, según la diada madre e hijo.

Madre e hijo, va todo junto y nunca deben separarse. El contacto piel con piel a través de la lactancia hace que se desarrolle la exterogestación, es decir, que el bebé inmaduro pueda lentamente continuar con su desarrollo fuera del útero, pero en contacto con su madre. Por eso a esto se le ha llamado Método Canguro. Igual como las madres canguros protegen a sus crías.

Por tanto, la labor de la enfermera, matrona y todos los profesionales de la salud es proteger a la diada madre e hijo y jamás separarlos. Jamás separarlos.

Separar a la diada, romperla, es violento.

En la naturaleza existen mamíferos que nacen inmaduros y maduros. El ternero nace maduro con cuatro estómagos para poder procesar la leche en extremo pesada y grasa de su madre vaca. El humano nace inmaduro y necesita de leche humana, hecha para humanos.

Por tanto, ¿por qué se recomienda leche la madre vaca y no leche humana para el recién nacido humano?

El recién nacido no nace listo para huir de su depredador, para eso se demoran casi ¡12 años!

Por tanto, transportar al hijo por algunos años es clave para mantenerlo sano y seguro.

Hay culturas en que se respeta a la diada madre e hijo y la no separación de ellos. Los cazadores humanos, jamás se separaban de sus recién nacidos, los bebés eran y son transportados con la madre y maman hasta los 2 y 3 años y el padre queda en un segundo plano. En cambio en nuestra cultura, se le ignora el llanto, se le hace dormir a solas, se le evita cargar en brazos y se está privilegiando dar leche en biberón y de vaca. Se privilegia, al parecer por falta de tiempo de padres en extremo trabajadores, la independencia de los hijos que nacen en extremo inmaduros y por tanto dependientes. Forzar la independencia genera estrés y violencia en los hijos, que al crecer intentan calmar con algunas sustancias o conductas auto agresivas.

La separación temprana causa patologías relacionadas con el estrés, ya que el bebé separado de su madre activa su sistema de defensa, llora y se rigidiza. Esta es la base de una serie de patologías que tienen relación: abandonos, abusos infantiles, ansiedades, angustias, miedos, inseguridades.

El bebé es indefenso y todo debe girar en torno a él y es él quien viene dotado para regular nuestras conductas de apego, darle el pecho y nuestros brazos. Es el niño quien regula nuestras conductas para satisfacerlo y que se sienta tranquilo y pleno. El padre está ahí para ayudar y proteger a la diada madre-hijo, que nunca debe separase. Si esto ocurre los niveles de la hormona del estrés aumenta en el cerebro del niño. Por tanto el niño enferma porque lo separan prematuramente de su hábitat, cuando en rigor requiere, necesita, le urge, estar en contacto piel a piel con la madre para poder mantener el hábitat adecuado y poder continuar su proceso de (extero)gestación.

La primera violencia a la que los seres humanos estamos sometidos es a la separación temprana de nuestros padres.

La excusa para la separación temprana es para ¿asegurar la salud del recién nacido y de la madre? cuando las investigaciones cada vez apuntan más a NO SEPARAR A LA MADRE DEL RECIÉN NACIDO. O ¿es para asegurar la salud y la continuidad del negocio de la salud?

El recién nacido entiende que es amado gracias a la protección que brinda la leche materna y el contacto continuo con la madre. Se siente amado si es que en el contacto continuo con su madre o persona significativa, siente principalmente calma, seguridad, satisfacción a sus necesidades y por tanto en su cerebro la hormona del estrés cortisol, casi no existe. Está feliz.

Tal como dice el investigador Nils Bergman en su documental, NUNCA SEPAREMOS AL RECIÉN NACIDO DE LA MADRE, mantener el contacto constante, la lactancia.

Nunca separar madre-criatura, mantenerlos siempre juntos.

¿Por qué los mensajes culturales, tienden a dejar a la mujer en un lugar de persona sin conocimientos sobre el poder de su cuerpo?

¿Qué pasaría con la humanidad si las mujeres y los hombres comienzan a informarse sobre el poder que tienen dentro de ellos mismo y que lo avala cientos y cientos de años de humanidad?

¿Qué pasa si existen seres humanos que crecen en calma, seguros, sanos?

¿Qué pasa si niño y madre se empoderan gracias al poder de los cuerpos juntos?

¿Y si estando juntos madre e hijo, se secreta la hormona Oxitocina, o también llamada hormona de la vinculación amorosa y del amor, no será que habiendo más seres humanos amorosos, la humanidad esté mejor?

¿Será que seguiremos llamando a la mujer como el “sexo débil” negando el tremendo poder que tiene?

¿Será que es necesario poner a los hombres en contra de las mujeres, situándolos en bandos? O ¿será mejor comprender las diferencias que nos complementan para hacernos cargo juntos de las crías que hacemos?

¿Necesitamos mujeres ignorantes, pasivas y sumisas con hijos en brazos?

¿O necesitamos mujeres claras en la el poder biopsicosocial de su cuerpo, para terminar con las violencias?

¿Hasta cuando seguiremos mintiéndonos con ideas ajenas y de paso agrediendo a nuestros propios hijos, pensando en que pueden ser independientes a los 6 meses de vida, cuando están justamente en la etapa de mayor dependencia orgánica hacia sus cuidadores principales, madre y padre?

La separación del hijo de sus figuras de apego, es vivido como violento por parte del niño, le duele. Nos guste o no.

Leslie Power, Psicóloga Clínica.

El documental:

Share
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España. Esta licencia es del tipo Reconocimiento-No Comercial-Sin Obras Derivadas. Esto significa que puedes imprimir o distribuir la información elaborada por De Monitos y Risas por cualquier medio (escrito o electrónico) siempre que cites y enlaces el Blog; que lo hagas con fines no comerciales y que mantengas el título, contenido y pie del artículo íntegro (se puede eliminar la información comercial, si la hubiere). Si quieres usar las fotos propias de De Monitos y Risas, te rogamos que te pongas en contacto con nosotros
05e046ec-55aa-3412-9923-a4b9fa8f5947