Pages Navigation Menu

Portea como puedas (y bien)

Lo primero que he de decir es que este título se lo dedico a mi compi, Carlos, que quería que De Monitos y Risas se llamara así. Aún hoy protesta de que no le hiciera caso. Así que, para que te consueles, titulé un taller así, y hoy publico un post con el mismo título. Y ya.

Efectivamente, con motivo de la SICB uno de los talleres que convocamos fue el de “Portea como puedas”. La idea era aprender a portear con cualquier trapo disponible, así, sin más complicaciones. Porque no siempre tenemos un portabebés a mano cuando nuestro peque pide aúpa. Porque nos apetece, simplemente, experimentar otras opciones. Porque tengamos una emergencia y necesitemos sacar a los peques lo antes posible. Es importante saber colocarse a un bebé/niño con lo que tengamos a mano, nos puede hacer falta. Y porque yo siempre digo en mis charlas que no hace falta gastarse mucho dinero en un portabebé. Así que por eso el taller se convierte en post, espero que os resulte de interés.

Las bases del porteo

Los portabebés que usamos hoy en “occidente” tienen poco que ver con los tradicionales, si bien nacieron inspirados por ellos, han seguido su propio camino. Normalmente, los portabebés tradicionales son telas rectangulares más o menos largas, pero nunca tan largas como un fular de medida media. También los hay con estructura de Mei Tai, de hecho, es el portabebé que más ha respetado el original (ya que su evolución ya no la llamamos mei tai, sino mochila ergonómica). Pero volviendo a los fulares, no veremos una mamá africana envuelta en tanta tela como nos envolvemos nosotras. Sus telas son más cortas y prácticas.

Los nudos que nosotras usamos están inspirados en los que usan ellas; y conociéndolos conseguimos entender la base de los anudados del fular. Esto es muy interesante para aprender a usar el fular, ya que una vez que conoces y manejas estas bases, puedes hacer cualquier nudo ya que se compone de combinaciones de estas. Pero si quieres portear con cualquier otra cosa, entonces es aún más necesario, ya que según las dimensiones de lo que tengas entre las manos tienes unas u otras opciones.

Así que, empezamos por el principio.

CMR-Maga0602-148-v1

Banda horizontal, o porteo a la africana

La tela sujeta al bebé horizontalmente, normalmente a la espalda, y pasa hacia delante por debajo de los brazos del portador y se anuda delante. Con el canto inferior, se hace un bolsillo de corva a corva del bebé que hace el asiento. Tiende a quedar bastante bajo ya que, al pasar por debajo de los brazos, y gracias a la gravedad, el peso del niño hace que todo baje, tanto que llegan a ir casi apoyados en el culo del portador, la mamá normalmente. Las piernas quedan bastante abiertas también por este motivo.

.

.

Banda horizontal, por encima de los hombros

La tela sujeta al bebé horizontalmente, normalmente a la espalda, y pasa hacia delante por encima de los hombros del portador, y se anuda delante, a la altura del esternón. Igualmente, con el canto inferior se hace un bolsillo donde va sentado el bebé. Como pasa por encima de los hombros, es normal que el bebé quede muy alto, tanto que puede ver por encima de los hombros del adulto. 

Bolivia. La Paz.

Estilo rebozo o hamaca

La tela recoge al bebé horizontalmente y uno de los extremos pasa por encima del hombro y el otro por debajo para anudarse donde mejor le convenga al portador, ya que este tipo de porteo se usa tanto a la espalda como a la cadera o delante. Normalmente, si el bebé va a la espalda el nudo va delante. Si el bebé va a la cadera probablemente estará en la espalda, y si el bebé va delante el nudo puede estar delante o detrás. De nuevo, tenemos el bolsillo realizado con el canto inferior de la tela, que es el que sostiene las piernas del bebé y al bebé sentado. La altura que se consigue con el anudado tipo rebozo es la que nosotros consideramos “normal”, con el culo del bebé situado aproximadamente a la altura del ombligo del portador. 

.Estos anudados tradicionales necesitan relativamente poca tela, ya que no “envuelven” el cuerpo del portador, ni refuerzan el sostén del bebé. Sin embargo, vamos a incluir una cuarta modalidad que, si bien no es tradicional, ya que requiere de las largas medidas propias del fular, si sirve de base explicativa de los nudos, y se trata de la

.

Cruz (simple, doble…)

En los anudados con cruz, el niño va sentado en una cruz formada por dos bandas de tela. Cada banda de tela sujeta al niño en diagonal, de modo que sostiene el peso de una de las piernas y pasa por debajo de la otra pierna. El pequeño queda sentado en las bandas abiertas, necesitando de las dos para mantener la postura correcta. No es un anudado muy cómodo por sí mismo, ya que pone puntos de presión en la espalda del bebé allí donde se cruzan las dos bandas. Además, las bandas tienden a “separarse” en la espalda del bebé, permitiendo que se eche hacia atrás. También tienden a cerrarse en las corvas del bebé, perdiendo la correcta posición de las piernas (rodillas más altas que culo).

.

Así, conociendo las cruces y las tres maneras tradicionales de portear, podemos “despiezar” todos los anudados:

  • La cruz envolvente consta de una banda horizontal (a la africana) junto con una cruz.
  • El canguro es una banda horizontal por encima de los hombros que continuamos con unos tirantes.
  • La doble hamaca son dos anudados tipo rebozo o hamaca cruzados.
  • La bandolera es un anudado tipo rebozo que sustituye al nudo con unas anillas.
  • etc.
Entonces, una vez que nos “enfrentamos” a un “trapo” con el que queremos portear, simplemente hay que ver qué medida nos da de largo y de ancho y dónde queremos llevar al bebé, para elegir nuestra combinación.
Y aquí os dejo testimonio gráfico del taller, y de cómo aprendimos a portear con cosas que se encuentran con facilidad en casa (pinchad las imágenes para ampliar).

Igual que en el post, el taller lo empezamos aprendiendo las maneras básicas de portear, por lo que no podía falta un paño africano para portear a la africana. Y aquí, tenemos a África que nos decía: Me encantó el taller. Mira que ser tú la que me ha enseñado por primera vez cómo se pone una tela africana…pero al menos alguien me ha enseñado…que es lo importante. Que bien ya sé la utilidad de mi trasero respingón jajaja. Para portear a la africana, también usamos una toalla. De baño. A la africana podemos portear con un mantel, una sábana, una cortina…

Recortando una camiseta por debajo de las mangas, nos hacemos un pouch para portear tipo rebozo pero sin nudo.


Con unos pantalones, nos da para portear tipo canguro a la espalda.

Y con una camisa, combinando la estructura del mei tai con el anudado a la altura del esternón, tenemos una mochilita muy apañá :lol:.

Hicimos más experimentos, pero no nos queda testimonio gráfico (no se puede estar a todo). Para la próxima.

En esta misma línea, os dejo estos enlaces (En inglés) también sobre cómo aprovechar lo que se tiene a mano para portear:

 

Las imágenes marcadas como Oh! la luna son nuestras. Las correspondientes al porteo tradicional, tienes sus correspondientes licencias y datos de autor, etc. pinchando sobre ellas. Respecto a la foto de la cruz, pertenece al catálogo de Ellevill. Concretamente es un Zara Linen Bluez.

Share

Comentarios

  1. […] Portea como puedas (y bien). Ideas para portear con lo que tengas a mano. […]

  2. […] Portea: para mí, antes de saber incluso qué era el porteo, me parecía una urgencia y una obviedad encontrar un sistema para mantener atado mi bebé a mi cuerpo y poder tener libertad de movimiento. Si por el momento no te puedes permitir un portabebés “de verdad” debes saber que con una simple sábana o manta lo suficientemente larga, puedes lograrlo. En este post encontrarás muchas ideas para portear con lo que tengas a mano de una manera correcta y e… […]

  3. […] Portea como puedas (y bien). Un post en el que Elena te cuenta cómo utilizar recursos al alcance de cualquiera (toallas, pantalones, camisetas, camisas…) para portear no sin antes explicarte las bases del porteo que te permitirán utilizar casi cualquier cosa para un porteo de emergencia. Pincha aquí para leerlo. […]

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España. Esta licencia es del tipo Reconocimiento-No Comercial-Sin Obras Derivadas. Esto significa que puedes imprimir o distribuir la información elaborada por De Monitos y Risas por cualquier medio (escrito o electrónico) siempre que cites y enlaces el Blog; que lo hagas con fines no comerciales y que mantengas el título, contenido y pie del artículo íntegro (se puede eliminar la información comercial, si la hubiere). Si quieres usar las fotos propias de De Monitos y Risas, te rogamos que te pongas en contacto con nosotros
05e046ec-55aa-3412-9923-a4b9fa8f5947