Pages Navigation Menu

Recursos para aprender a portear (y cómo usarlos adecuadamente)

Recursos para aprender a portear (y cómo usarlos adecuadamente)

Y quien dice “aprender a portear” dice “aprender a usar un nuevo portabebés”.

Permíteme que, para empezar, te cuente un sueño que tengo.

Sueño con que la siguiente generación haya sido mayoritariamente porteada; que hayan visto cómo porteábamos a sus hermanos, primos y vecinos; que seamos abuelas(os) porteadoras…

Es decir, que el porteo se aprenda como tradicionalmente ha sido y debería volver a ser: de madres-padres a hijas-os.

Pero mientras tanto, mientras el porteo ergonómico no esté más extendido e integrado, necesitamos buscar diferentes recursos a la hora de empezar a portear, o de aprender a usar un nuevo portabebés. Aquí van algunas ideas:

.

Las instrucciones del portabebés.

.

Hoy en día la mayoría de los portabebés que puedes comprar en un comercio vienen con instrucciones. Lamentablemente, no todas son buenas. O no tan buenas como podríamos esperar o deberían ser. Afortunadamente no son la única manera, como vamos a ver.

Entonces, ¿Cómo aprender a usar un portabebés con sus propias instrucciones?

  • Asegúrate de que son correctas: la postura es fisiológica (espalda redondeada, rodillas más altas que el culo, bebé “sentado”), la altura adecuada (el culo del bebé ente la altura del ombligo del adulto y cuatro dedos por encima aproximadamente) y en las imágenes se aprecia tensión en el portabebés.
  • Cuidado con algunas posturas: increíble pero cierto, algunas instrucciones de portabebés traen posturas desaconsejadas, como mirando cara al mundo. Eso no quita de que las instrucciones estén bien explicadas y te resulten útiles en otras posiciones.
  • Léelas o visualiza los vídeos tantas veces como necesites para asegurarte de que has entendido todos los pasos.
  • Practica con un muñeco, antes de poner a tu bebé. No hace falta que sea un “bebé” con piernas flexibles (que es lo ideal), con que sea un bulto de tamaño similar al de tu peque es suficiente. Así, practicas cómo poner el portabebés con suficiente tranquilidad todas las veces que sea necesario.
  • Cuando vayas a empezar con tu bebé, busca las ayudas que te sean necesarias: un espejo, practicar encima de la cama o sillón, otra persona de apoyo (que no sujete al bebé ni toque el portabebés, simplemente que esté a tu lado pendiente de todo para darte tranquilidad)

Estas instrucciones de Storchenwiege que te puedes descargar son un buen ejemplo de instrucciones adecuadas (aunque podría sonreir más la chica).

.

Con el asesoramiento de la tienda donde lo compras.

.

Afortunadamente, como los portabebés son cada vez más demandados, es más fácil encontrar tiendas donde adquirirlos. Desafortunadamente, no en todas las tiendas saben ayudarte a elegir y/o a usarlo correctamente.

Indudablemente, el asesoramiento tú a tú es la mejor manera de aprender, a tu ritmo, con el portabebés que has elegido (mejor uno igual, no el tuyo, que esté lavado y suave para poderlo manejar con soltura), a tu ritmo y con tu bebé. Genial.

Ten en cuenta no obstante que en una tienda no van a poder estar contigo toda una mañana repitiendo hasta que hagas el nudo perfectamente o aprendas todas las posibilidades de tu portabebés. Te darán una “miniclase” en la que aprender el uso básico del producto que has elegido. En tu casa tendrás que practicar más para poder hacerlo bien, pero es un comienzo inmejorable.

Luego puedes usar las instrucciones (o cualquier otro recurso de los que estamos hablando hoy) para repasar y/o aprender nuevos usos.

Pero como te decía, no siempre te van a enseñar adecuadamente. Entonces:

  • Busca tiendas lo más especializadas posibles. Me repito, cada vez más tiendas ofrecen portabebés, pero normalmente en las tiendas muy generalistas (jugueterías, tiendas de puericulturas, grandes superficies) son un producto más y el personal no tiene formación (a veces, ni siquiera tienen información adecuada). (PD.- los herbolarios tampoco son tiendas especializadas.) Busca una tienda en la que tengas, al menos, un portabebés de cada tipo (fular, fular elástico, mei tai, bandolera, mochila).
  • Llama antes y asegúrate de que te enseñan a usar el portabebés que compres y en qué condiciones (si hay un horario, un precio, si es a la compra o hacen reuniones un día a la semana, si tienen muñecos para enseñarte y dejarte…). Aprovecha y pregunta en qué horarios hay menos gente para poder estar más tranquilos.
  • Intenta cuadrar ese horario óptimo de la tienda con el horario óptimo de tu bebé. Sí, lo sé. Es casi misión imposible. Al menos, haz todo lo posible para que tu bebé esté lo más tranquilo posible: intenta alimentarle antes del “experimento”, que esté lo más descansado posible, con el pañal limpio… Tú conoces a tu bebé más que nadie, busca que la experiencia sea lo más agradable posible para tu peque. En cualquier caso, no te preocupes, las necesidades de tu bebé son lo primero y en cualquier tienda especializada lo van a entender.

.

Oh! la luna

.

Con otra madre que ya sepa y lo-s use.

.

El aprendizaje madre-a-madre tiene muchas ventajas: además de que aprendes a usarlo en un entorno relajado, pasas un rato agradable y el aprendizaje puede ser mucho más pausado y adaptado a tu ritmo y necesidades.

No obstante, como con todo, has de tener algunos cuidados:

  • Asegúrate de que puede enseñarte lo que tú necesitas aprender. Parece obvio, verdad? pero no está de más preguntar. Puede que la conozcas “de toda la vida” y siempre le hayas visto con el bebé encima, pero quizás no porteó con su peque recién nacido y es eso precisamente lo que tú necesitas. Te digo más, puede que tu portabebés y el suyo no sean iguales y no se usen igual.
  • Quedad en un entorno tranquilo en el que os podáis centrar en lo que estáis haciendo. Quizás quedar en un parque con los hijos mayores corriendo y saltando por ahí, y toda la concurrencia mirando, no es la mejor opción. Tampoco lo es quedar con una hora tope: los bebés son impredecible y si tienes que estar en el médico 40 minutos después puede que no te de tiempo “a nada”.
  • Lleva tu portabebés al menos lavado si es nuevo: ajustar un portabebés nuevo es complicado, ya que están “duros” por el poco uso y el apresto del tejido. Si puedes lavarlo y plancharlo antes, e idealmente “sobarlo” un poco, te será más fácil.

*¿Conoces Red Canguro? Esta Asociación Española que fomenta el porteo nació como una manera de acercar madres a otras madres que ya portearan y se pudieran ayudar unas a otras. En Red Canguro, además de muchos recursos en su web, encontrarás personas que se reúnen de vez en cuando para compartir experiencias, ¡¡igual en tu ciudad tienes un grupo!!

.

Con recursos gratuitos en internet.

.

Igual que con las instrucciones del portabebés, “a tu manera”: buscando recursos en internet y practicando por tu cuenta. Desde canales de vídeo en YouTube hasta fotos (con o sin descripciones) de paso-a-paso.

Los encontrarás de las propias marcas, de asesoras de porteo y de otras madres que simplemente quieren compartir. En diferentes idiomas, o sin hablar, con subtítulos o sin ellos.

Una vez que encuentres un recurso cuya imagen y manera de explicar te convezcan, sigue las indicaciones del punto 1 (en el que te hablaba de las instrucciones de los portabebés) para asegurarte de elegir un buen sitio para aprender. Además:

  • No te quedes con lo primero que encuentres, internet es muy grande y hay muchas opciones. Además, cada persona explica y hace lo mismo de diferente manera, ver diferentes vídeos o fotos te ayudará a encontrar la que mejor se adapte a ti y a tus necesidades, así como a aprender diferentes trucos.
  • No te fíes del número de seguidores/visualizaciones o similares. Estar el primero en Google o tener 10000 seguidores a veces no es señal de buen material, sino de buena publicidad detrás. Aquí aplica lo mismo que en las tiendas: busca lugares especializados en porteo y/o crianza.

Permíteme que te recomiende mi propio canal de vídeo: YouTube De Monitos y Risas así como mi reto #30dias30nudos para aprender a usar el fular.

.

Con una Asesora de Porteo

.

Es el método más caro pero personalmente creo que es el más eficaz.

Bien en grupo, bien en una asesoría privada, una asesora de porteo tiene como único objetivo enseñarte a hacer esos nudos o a usar ese portabebés.

Yyyyyy, bueno, también hay pegas. Lamentablemente, no todas las personas que se presentan como Asesora de Porteo lo son realmente. Hay mucha gente que piensa que por saber hacer dos nudos y usar tres portabebés puede asesorar sobre porteo, y eso no es así. Podrá ayudarte mucho, no digo que no, pero (en mi opinión) no puede llamarse Asesora de porteo si no tiene unos conocimientos mínimos y una experiencia determinada.

  • Pregúntale si tiene un lugar público de difusión: un blog, un canal de vídeo o similar donde puedas ver su trabajo y/o formación antes de contratarla.
  • Asegúrate de que tienes claras todas las condiciones:
    • Cuánto tiempo has contratado y por cuánto importe.
    • Qué pasa si tienes que cancelar o llegas tarde.
    • Qué nudos/posiciones/portabebés vais a aprender a usar.
    • Si tienes que llevar tu propio portabebés o tiene para prestarte.
    • Si tiene muñecos suficientes o es obligatorio usar a tu bebé.
    • Si puedes llevar acompañante o no.
    • Y cualquier cosa que necesites saber.
  • Pregunta todo lo que necesites saber, todas las dudas que tengas, repite las veces necesarias. Es mejor aprovechar una hora en aprender a hacer un nudo con seguridad que en aprender a hacer tres nudos y luego tener dudas en todos ellos. Por supuesto, si estás en un taller grupal, ten en cuenta que el grupo ha de seguir el ritmo.

Respecto a la elección de Asesora, no puedo darte un criterio único que diferencie la “buena” de la que no lo es. Para los usos básicos, casi todas las Asesoras son solventes, es en los casos más específicos (múltiples, recién nacidos, NEE, cólicos, etc.) en los que se va a notar la diferencia.

Pero en general, huye de las Asesoras que utilicen expresiones como “Este nudo es el mejor” o “es que es así como se hace”, ya que no hay ningún nudo o portabebés o manera de usarlos mejor que otro, los hay más indicados para según qué situaciones, pero una buena Asesora siempre escuchará tus necesidades y las de tu bebé para poder ayudarte a encontrar la solución que mejor se adapte a vosotros, sea la que sea.

Personalmente, puedo responder por las personas formadas por mi (y evaluadas satisfactoriamente) bien en el programa de Asesoras Continuum bien en el de De Monitos y Risas. Conozco, por supuesto, Asesoras que no he formado que son grandes profesionales, pero listarlas aquí es un poco inviable (pregúntame si tienes dudas, hola@monitosyrisas.com).

Y si vives en Madrid, siempre puedes acercarte a uno de nuestros talleres o contratar una asesoría personalizada en Oh! la luna.

.

Y tú, ¿Cómo aprendiste a portear? ¿Y cómo te habría gustado aprender?

.

Nota: este post se escribió originalmente para el blog de La Escuela de Mamá, hoy desaparecido.

.

Share
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España. Esta licencia es del tipo Reconocimiento-No Comercial-Sin Obras Derivadas. Esto significa que puedes imprimir o distribuir la información elaborada por De Monitos y Risas por cualquier medio (escrito o electrónico) siempre que cites y enlaces el Blog; que lo hagas con fines no comerciales y que mantengas el título, contenido y pie del artículo íntegro (se puede eliminar la información comercial, si la hubiere). Si quieres usar las fotos propias de De Monitos y Risas, te rogamos que te pongas en contacto con nosotros
05e046ec-55aa-3412-9923-a4b9fa8f5947