Pages Navigation Menu

Sin pañales y a lo loco, o cómo combinar porteo e higiene natural.

Sin pañales y a lo loco, o cómo combinar porteo e higiene natural.

En esto de la “Crianza con apego”, natural, instintiva… Como quieras llamarla, hay una única base común: cercanía para ser capaces de responder rápida y adecuadamente a las necesidades de nuestro bebé.

Fuera de eso, cada familia aplica los recursos que les son posibles, cómodos, que les facilitan SU vida… Y esos pueden ser, o no: porteo, colecho, BLW (Alimentación complementaria guiada por el bebé), etc.

Hoy Natalia nos cuenta cómo combinar la Higiene Natural Infantil, o Comunicación de la eliminación (llevar al peque sin pañales y estar atento a sus señales para eliminar) con el Porteo. Es decir, cómo portear sin pañales a un bebé que aún no tiene el control de esfínteres.

.

Porteo de riesgo…o cómo llevar a un niño sin pañales

.

Además de llevarlo colgado todo el día, ¿tu bebé no lleva pañales? Qué ganas de complicarse la vida, por favor.

Podría haberlo dicho cualquiera. Hubiera preferido no escucharlo de la persona que lo dijo. La gente tiene miedo de lo que no conoce, es la naturaleza humana.

Pero también es naturaleza humana llevar en brazos, alimentar y ayudar a eliminar, dar contención por la noche… o dicho en la jerga del s.XXI: portear, amamantar seguido de BLW, HNI y colecho. ¡Toma ya con las palabrejas!

No necesitamos el pack básico de supervivencia que nos venden durante el embarazo: carrito-biberón-papillas-cuna-pañales. Se puede criar sin nada de eso, con algo de eso o con todo, claro está, cada uno se apaña como quiere.

.

¿Qué es el HNI?

.

Mundialmente conocido con estas siglas (nos encanta encontrar siglas para todo), es la práctica de la Higiene Natural Infantil, también llamado “método” del bebé sin pañal.

Consiste en responder a las necesidades de eliminación del bebé, que desde su nacimiento es consciente de que las tiene, como es consciente del hambre o del sueño. No es un entrenamiento a la continencia, el objetivo no es que el bebé “controle” antes.

.

Orinal portátil

.

Objetivo común

.

Si tenemos que poner un objetivo a esta “práctica” o “método” es el de responder a las necesidades del bebé. Lo mismo vale para el porteo, para la alimentación o para el colecho.

Cuando un bebé tiene hambre, lo alimentamos, cuando tiene sueño, lo acompañamos a dormir (al menos yo no he tenido bebés que se duerman solos a los dos meses, ni a los dos años), cuando necesita contacto lo tomamos en brazos-porteamos y cuando tiene que hacer sus necesidades, pues le proponemos hacerlas… también podemos acompañarle en eso.

Podríamos decir que estos son los cuatro pilares iniciales para empezar la crianza.

Y hoy les voy a hablar de cómo combiné dos de ellos, el porteo y el acompañamiento sin pañal.

.

¿Practicar HNI y Portear es posible?

.
Pues no sólo es posible, sino indispensable a mi entender. En todo caso, súper necesario ya que el contacto, que es la base del HNI, está asegurado por el porteo.

Al igual que detectamos las señales de hambre o sueño del bebé, también podemos llegar a ver las señales que hace cuando quiere eliminar.

Es “fácil” ver que el bebé tiene hambre cuando llora y se chupa la mano o que tiene sueño cuando se frota los ojos…pero ¿cómo sabemos que quiere hacer pipí o caca? Es el gran miedo de cualquier iniciado…

La clave, como en toda la crianza, es estar presente y conectado con el bebé.

.

Portear sin pañales

.

Los principios del HNI

.

Primero: observar.

No vamos a conseguir atrapar todas las eliminaciones en una semana, ni en un mes. No se trata de eso. Se trata primero de conocer a nuestro bebé, observarlo, ver qué hace cuando quiere algo, detectar las señales que hace cuando tiene ganas de hacer sus necesidades.

Portearle nos ayuda muchísimo, ya que al estar en contacto cuerpo con cuerpo es más fácil notar algún cambio en él.

A mi hijo mediano, por ejemplo, se le calentaba la zona genital justo antes de hacer un pipí… muchas veces pensaba que ya se había hecho, pero no, lo bajaba del fular y entonces hacía sus necesidades. O si tenía que hacer caca empezaba a tomar teta retorciéndose, estirando el pezón, como enfadado con el pecho.

.

Segundo: Timing.

Como no siempre es fácil detectar las señales de un bebé recurrimos a la lógica.

Si conocemos el ritmo de nuestro hijo, el mío por ejemplo hacía caca siempre por las mañanas después de tomar teta, podemos proponerle eliminar en esos momentos que sabemos que suele hacerlo.

Si mi bebé llevaba mucho rato sin hacer pipí, y yo sin detectar señales, pues le proponía eliminar. Si estaba en el fular este timing no me hacía tanta falta, porque como ya he dicho el contacto cuerpo con cuerpo me permitía detectar el mínimo cambio.

.

Los hermanos colaborando

.

Tercero: Hacer algún sonido.

Dicen que es útil asociar la eliminación, el pipí sobretodo, a un sonido, de manera que acompañemos con este sonido cuando nuestro bebé hace pis.

Los padres que practican las señas también lo acompañan con un gesto y cuando son mayores algunos niños lo hacen antes de eliminar.

Os aseguro que no hace ninguna gracia que los hermanos mayores hagan ese ruidito cuando tienes el bebé en el portabebé.

.

Cuarto: Intuición.

¿Les ha pasado alguna vez que están haciendo algo y de repente les viene a la cabeza algo que requiere su atención?

A mí me pasaba… yo estaba cocinando y de repente me venía a la mente que mi bebé tenía ganas de hacer pipí. ¿Raro eh? Pues dejaba lo que estaba haciendo y lo llevaba a hacer pis, la mayoría de veces tenía esa necesidad.

Así que hay que hacer caso a ese “algo me dice que…”

.

Evidentemente este acompañamiento de las necesidades de eliminación no es una ciencia exacta, así que los “escapes” existen y hay que vivir con ellos (y con una fregona a mano).

.

La fregona a mano

.

¿Y cómo se portea a un bebé sin pañal?

.

Una cosa es fregar un pipí y otra tener que cambiar de fular o estar lavando una mochila cada dos por tres.

Te voy a hablar de mi experiencia… en seis años de porteo-HNI puedo contar con los dedos de una mano las veces que he tenido accidentes en el fular (y la mitad diría que fue en situaciones especiales, tipo gastroenteritis aguda).

Lo ideal para mí es portear desnudo de cintura para abajo (el bebé, no nosotras). Así el contacto es más directo y además el proceso de bajarlo del portabebé y ponerlo a eliminar es más fácil.

Si aún así existe miedo a manchar el portabebé, se puede colocar algún utensilio HNI del tipo rectángulo de algodón con alguna protección impermeable encima. Si el rectángulo de algodón se moja o se mancha, basta con cambiarlo y volver a colocar la protección.

De recién nacido yo ponía estas protecciones cuando salíamos de casa. Más tarde, alrededor de los 7 meses de mi bebé ya no, puesto que él se ponía a saltar cual poseso en el fular cuando tenía que hacer pis.

El tema de la caca, siempre más delicado en el portabebé, es paradójicamente más fácil. Los niños, como nosotros, hacen caca una o dos veces al día (no hablo de lactante exclusivo), así que conociendo su ritmo y sus señales se puede mantener a salvo el portabebé.

Tener un bebé sin pañales te libera el bolso de éstos, aunque hay que llevar algo donde poder proponerle eliminar en caso de que no estés en un lugar con rápido acceso a un baño, por ejemplo el tren.

Las mamás de niños lo tenemos más fácil para el pipí, yo llevaba una botella de pequeña de agua de la marca Solan de Cabras (tiene la boca más ancha). Para la caca, un tupper hermético va de perlas.

.

Bebés pequeños y HNI

.

Mi llegada al HNI

.
Empecé siendo una mamá tradicional, léase pañales desechables y carrito, bañera y cambiador heredados, con la salvedad de que ya había comprado mi primer portabebé antes del nacimiento de mi hija, así que una semilla de “naturalidad” debía estar creciendo en mi interior.

Poco después me mudé a un pequeño pueblo en la campiña francesa, con lo que tuve más contacto con la naturaleza y con mamás que porteaban y practicaban HNI.

Durante mi segundo embarazo leí mucho sobre parto en casa, mi máxima hazaña alternativa hasta el momento, y sobre los bebés sin pañales.

Llegué al parto convencida de pasarme a los pañales de tela, protección del medioambiente obliga, pero no me veía capaz de ir más allá. Al cabo de dos meses me di cuenta de que aunque el pañal de tela se vista de seda, pañal de tela se queda… y que no me permitía responder a las necesidades de eliminación de mi bebé.

Así que vendí los pañales molones y me convertí en la mamá de un niño con taparrabos.

Con mi tercer hijo, también bebé sin pañales, la cosa ha ido más rodada, yo he estado más relajada, menos angustiada por las posibles “pérdidas” y he disfrutado mucho más de este tipo de comunicación con mi hijo.

.

Lecturas sobre el tema

.

  • Diaper Free. Ingrid Bauer
  • Conseils et astuces pour élever son enfant sans couches (ou presque !). Carine Phung
  • Infant potty training. Laurie Boucke (está traducido al español).

.

Natalia, Asesora de Porteo formada con De Monitos y Risas, pone todo su conocimiento sobre portabebés y porteo en su web, Los trapos de mamá.

Si quieres ver fulares hermosos y leer sus reviews acompañadas de las preciosas imágenes que toma, visítala. Es otra manera de difrutar del porteo.

.

Share

Comentarios

  1. […] ¡Carlos González! Maravilloso escritor y pediatra (o al revés) que está a favor de la crianza natural. ¿Y qué es esto de la crianza natural? Me lo preguntan mis amigas cada vez que las veo y la verdad es que me cuesta mucho definirlo, así que voy a hacer un corta y pega de una frase muy corta y clara que vi ayer en el blog De Monitos y Risas: […]

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España. Esta licencia es del tipo Reconocimiento-No Comercial-Sin Obras Derivadas. Esto significa que puedes imprimir o distribuir la información elaborada por De Monitos y Risas por cualquier medio (escrito o electrónico) siempre que cites y enlaces el Blog; que lo hagas con fines no comerciales y que mantengas el título, contenido y pie del artículo íntegro (se puede eliminar la información comercial, si la hubiere). Si quieres usar las fotos propias de De Monitos y Risas, te rogamos que te pongas en contacto con nosotros
05e046ec-55aa-3412-9923-a4b9fa8f5947