Pages Navigation Menu

Tejiendo redes: Doula Yolanda

Como os he estado contando, tengo en marcha colaboraciones con diferentes profesionales del mundo de la Crianza Natural o Con Apego. Hoy os voy a presentar, a través de una pequeña entrevista, a Yolanda, Matrona, Doula y Profesora de Yoga pre y postnatal. Mañana os contaré qué vamos a hacer juntas… 😉

– Todas las doulas que conozco son madres, y ha sido la maternidad las que les ha guiado en esa elección, ¿Cómo llegaste tú a ser doula?

En mi caso, como cuento en mi página web es todo muy coincidente. Aunque desde pequeñita, había algo en mi que me hacía sentir la maternidad como algo muy especial, quizá porque soy la mayor de cuatro hermanos, entre ellos mellizos y recuerdo muy bien los embarazos de mi madre y la llegada de mis tres hermanos pequeños.

De la noche a la mañana, me fui con 27 años a Londres de a-uper, a descansar un poco de Madrid y dejar que aparecieran otras cosas en mi vida. Lo que en un principio era para tres meses se convirtieron en 10 años completos de vida en Inglaterra.

Allí me encontré cuidando ancianos exiliados de la guerra civil Española, después llegué a las residencias de ancianos como asistente al cuidado. Se abrió otra puerta y estaba trabajando en un hospital como auxiliar de enfermería con derecho a estudiar lo que es la auxiliar en geriatría y enfermos de accidentes cerebro vascular. Mi preceptora me animó a estudiar la carrera de enfermería, bueno, pues me concedieron una beca y ahí estaba siendo universitaria. Por último apareció la oportunidad de estudiar matrona, me concedieron otra beca y me puse a ello.

Pase de la enfermedad y los ancianos a los nacimientos y la vida. Tuve la oportunidad de seguir de cerca a las embarazadas en las consultas desde el principio, ahí son las matronas quienes hacen el seguimiento. De tener partos en casa, en piscina en el hospital, de seguir las visitas pospartos en las casas, etc. Descubrí también la figura de la doula, y por otra serie de consecuencias que uno no maneja, ya, en Madrid, ser doula era lo que más se acercaba a lo que yo podía ofrecer hacia una maternidad consciente, un acompañamiento respetado. Y cada año que pasa me siento más contenta de ser doula y aquí en España, en Madrid, donde la medicalización y la cultura del miedo se ha olvidado de lo que es una mujer embarazada, el acto de parir, TRAER VIDA.

– Cuéntame cuál es tu trabajo, cómo acompañas a una madre, tanto como doula como profesora de yoga.

El arte de acompañar, de no hacer nada…..Lo principal es crear un vinculo de confianza, INFORMAR para que esa mujer, esa pareja, puedan ser autónomos de una situación tan especial y única como es el embarazo, parir, que no es otra cosa que dar la bienvenida a su bebé con amor y respeto. Como dice Michel Odent “para que cambie el mundo tiene que cambiar la manera de nacer “. Todo esto sin olvidarnos del posparto, tema nada considerado en la actualidad, por lo menos aquí en España dentro del sistema. La doula refuerza que sean conscientes de su poder, de recuperar esa mamífera que somos, de cómo no hay que hacer nada, solo estar y cooperar con ese “dolor de vida” que no es otra cosa que acercarte al presente al máximo para estar consciente del parto, donde el torrente sanguíneo está lleno de ENDORFINAS y OXITOCINA; La hormona del amor.

El 90% de las mujeres que me contratan a parte de ser yo su doula, soy su profesora de yoga prenatal, por lo cual, el vínculo de confianza y la información empiezan desde ahí, con el movimiento y la respiración, donde se dan cuenta de cómo acunan, mecen a su bebé en ese mundo de agua a través de su diafragma. Empiezan a ser conscientes de su pelvis, de exhalar con voz y suspiros, de conectar con energía de tierra y siempre en la primera parte de la clase, la mayoría de las veces expresan como se sienten, sus miedos, sueños, la pareja, etc.

Ahora, es muy bonito también cuando vienen a hacer yoga posparto con sus bebés y llegan con ellos piel con piel gracias a los portabebés. Las visitas posparto también son de apoyo, informativas, de escucha. La lactancia se lleva buena parte en las visitas.

Realmente mi trabajo es un placer, cada encuentro y acompañamiento me aporta y entrego desde el respeto y lugar de sus deseos como padres, aunque a veces haya que pasarlo mal al pasar por los hospitales pero hay que estar positivos, confiar y seguir abriendo camino para que los hospitales conviertan “Maternidad” en casitas acogedoras.

– Ahora, completando tu currículum, te estás formando como monitora de porteo, ¿por qué tomaste esa decisión?

En la semana 36 de gestación ( más o menos, a veces no coincide por que te llaman y están de 38 por ejemplo, o cuando la información es para grupo hay de todas las edades de gestación) pero bueno, si es privado y empiezas en la 20-22 semanas, establezco la tercera visita en la semana 36. Esta visita está enfocada al posparto, la lactancia si son mamás con deseo de dar el pecho, e introduzco siempre información sobre el porteo. Que vean que hay otras posibilidades que no es el cochecito, ni gastarse una fortuna. Lo que pasa que lo hacía de una manera muy pasajera, teniendo intuición pero no realmente conocimiento y luego en las visitas posparto me quedaba con ganas de poder apoyarlas más a usar los fulares y de cómo usarlos.

Esa carencia y que observaba muy válida para integrar al bebé en movimiento, cerca del sonido del corazón de sus padres, de la voz, del estímulo de seguir adaptándose al exterior a la vez que no invalidaba la autonomía de movimiento de los padres para la tarea en sí fue lo que me hizo hacer el taller de monitora de portabebés básico. Y estoy contentísima, ha sido un descubrimiento mayor de lo que esperaba. En muchas mujeres y hombres el porteo es una auténtica revelación. Se convierte en una herramienta básica. Como todo necesita su práctica y ahí estoy yo también con la práctica de los nudos y observando cuáles son más favorables para un posparto inmediato o durante el embarazo si ya hay otra criatura por ahí pululando.


Nota: la imágen pertenece a la web de Doula Yolanda, y no se puede reproducir sin su consentimiento expreso.

Share
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España. Esta licencia es del tipo Reconocimiento-No Comercial-Sin Obras Derivadas. Esto significa que puedes imprimir o distribuir la información elaborada por De Monitos y Risas por cualquier medio (escrito o electrónico) siempre que cites y enlaces el Blog; que lo hagas con fines no comerciales y que mantengas el título, contenido y pie del artículo íntegro (se puede eliminar la información comercial, si la hubiere). Si quieres usar las fotos propias de De Monitos y Risas, te rogamos que te pongas en contacto con nosotros
05e046ec-55aa-3412-9923-a4b9fa8f5947