Pages Navigation Menu

Ergo Winter, la mochila ergonómica más cálida y lujosa

Ergo Winter, la mochila ergonómica más cálida y lujosa

Yo soy muy de mochilas. Durante los primeros seis meses, que nadie me quite mi fular. A partir de los seis meses, para trayectos cortos, me gusta la mochila. Pero para niños “grandes”, es lo que uso. Por su rapidez, su comodidad que me permite dejármela puesta cuando bajo al niño sin que me estorbe, porque me la puedo poner encima de la ropa de abrigo con mucha más facilidad que un fular (aunque yo tengo abrigo de porteo)…

Por muchos motivos, yo soy muy de mochilas. Y una de mis marcas favoritas de mochilas es Ergo. No en vano es una marca con gran recorrido en el mercado, que ha sabido avanzar con los nuevos tiempos e ir desarrollando una amplia gama de mochilas para que cada familia pueda encontrar la que mejor se adapte a sus necesidades. Además, me encantan sus diseños, creo que no hay ninguna Ergo que no me guste.

A esta numerosa familia este año se incorporan varios modelos, de los cuales he probado, antes de su lanzamiento, dos. Gracias a nuestros compañeros de Bichos Atrevidos, distribuidores de Ergo en España, que me (nos) han dado la oportunidad de tener estas novedades y probarlas a fondo.

Una de estas novedades es la Ergo Winter, la que te quiero presentar hoy. No puedo decir más que me encanta. Me encanta que sea de color blanco totalmente, me gustan mucho las mochilas blancas (hay pocas, la verdad). Me encanta el diseño resultante, las líneas rectas y el color blanco la hacen, a mi entender, muy elegante. Me encanta la pieza desmontable, para convertirla en una mochila más abrigada para invierno, con ese detalle del pelo… En fin, que me encanta. 

Ergo Winter

¿A qué es preciosa? Además, como con todas las Ergos, resulta confortable tanto para el portador como para el bebé. Tiene el mismo ajuste que la Ergo Original (las “normales”), si bien el panel es ligeramente más grande. Pero os la voy a enseñar y a explicar sus similitudes y diferencias con la Original.

La mochila desplegada

Como os decía, el diseño es similar al de la Ergo Original, si bien el bolsillo doble delantero se convierte en uno simple que abulta menos donde, además de la capucha, puedes poner un pañal, toallitas o pañuelos. En mi opinión, es una mejora, desde luego estéticamente deja el diseño más “limpio”. Además, así evitas la tentación de meter algo muy voluminoso que pueda molestar al bebé.

Winter vs. Original

Por lo demás, es bastante similar. Aunque se ve bastante diferente, pero creo que es debido a la apariencia de los materiales en sí. Mientras que la Original es 100% algodón, el exterior de esta está realizada en un tejido 100% poliester reciclado (el forro desmontable es de algodón ecológico y piel de cordero). Tiene por tanto un acabado muy diferente, como laminado, más liso y satinado.

Comparación del panel

El panel de la Winter es, espero que se aprecie en la foto, ligeramente más largo (más alto) que en la Original.

Comparación ancho panel

También es un poco más ancho, sobre todo en la parte superior. En la imagen no obstante parece más de lo que es, ya que la Original, al ser de algodón, es más flexible y se curva más, y hace efecto de ser más estrecha visualmente. 

Comparación capucha

La capucha de la Ergo Original se regula en altura mediante las hebillas (negras) que se ven en su base. La capucha de la Winter no se regula. Eso sí, tiene las tiras con snaps para que la ajustes según tu necesidad. De tamaño es igual que la capucha de la Original sin desplegar. Teniendo en cuenta que la Winter es un poco más alta, y que la capucha es suficientemente larga, personalmente creo que no es necesario que sea más larga (como la Original). Yo la he estado testando con Lucas, que tiene 18 meses, y aún me queda capucha (y mochila) para mucho.

Comparación cinturones

El cinturón acolchado es un tanto más largo que el Original, lo cual es de agradecer. Cuanto más largo (siempre que se respete las tallas mínimas pensando en las personas muy delgadas) más confortable, puesto que te rodea más acolchado y por tanto se clava menos en la cintura, ayudando a un porteo más cómodo, sobre todo en las personas más anchas de contorno. No sé si te has fijado, pero en estas fotos anteriores no se le ve el pelito a la mochila. Esto es porque es una pieza desmontable que se puede poner en invierno y quitar en verano.

Piezas desmontables: panel y manguito

El manguito es igualmente desmontable. El panel está elaborado en algodón ecológico y piel de cordero, ideales ambos en contacto con la piel del bebé. El manguito está hecho de algodón ecológico en su interior (en contacto con la piel) y poliester reciclado en el exterior. El pelo es de piel de cordero. Mirad qué gustoso:

Piezas desmontables

¿Todavía dudas?

Detalle de la piel de cordero

Esta pieza se sujeta al interior del panel mediante snaps ocultos en los laterales del panel y en su parte superior.

Detalle de los snaps ocultos

En el borde inferior, donde se une el panel al cinturón, se sujeta mediante unos botones con ojales elásticos. Estos ojales permiten que el panel no sufra tensiones durante el uso, ya que ceden.

Detalle de los ojales elásticos

Desde luego, la mochila es super-cómoda, como todas las Ergos, y especialmente calentita. Que el forro de la mochila y el panel desmontable sean de algodón orgánico nos gusta especialmente. Es un material confortable y respetuoso con la piel y el planeta. Nosotros la hemos disfrutado mucho estos días de frío intenso. 

Recoge perfectamente las piernas de los “mayorcitos”

Calentitos mamá y bebé

Calentito, confortable… ¡y con glamour!

Como el manguito es desmontable, siempre lo puedes llevar “a mano”

A gusto total…

Y así es como queda la mochila sin el forro y en uso.

Cuando llegue el calor

Fresco con estilo

Y sé lo que estás pensando… tan bonita y tan… ¡¡blanca!! va a ser una guarrería… Pues no, a mí me ha sorprendido gratamente. El exterior de poliester evita que la suciedad se incruste como en las de algodón. Y el interior es más difícil que se manche, la verdad. La peor parte se la suelen llevar los tirantes donde el bebé chupa y el niño apoya las manos o boca sucios. Pero ya te digo, no se incrusta la suciedad. Esto es lo que se han manchado los tirantes tras un mes de uso con un niño de 18 meses que come plátano, galletas de chocolate y lo que se tercie cuando va en la mochila:

Sombra en los tirantes

Para evitar esto, como sabes (y si no lo sabes ya te lo digo yo), tienes los protectores de tirantes de Ergo, así no tienes que lavar tanto la mochila, puedes lavar solo el protector. El pelo, que podría parecer que va a ser otro sitio de mucha mancha, no se me ha manchado nada, y eso que la zona del cuello es “peligrosa” porque está muy cerca de manos y boca. Pero como es de lana de cordero, que es naturalmente repelente a la suciedad, se mantiene bastante bien. Siempre podremos limpiar una mancha puntual en el pelito con toallitas de Eucalan o de las de los peques, que sale casi sobre la marcha. 

Preciosa, ¿que no? La tienes disponible, cómo no, en La Tiendita de Monitos y Risas

Y si te encanta el diseño, no puedes perderte la nueva Ergo Original modelo Cebra.

Share
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España. Esta licencia es del tipo Reconocimiento-No Comercial-Sin Obras Derivadas. Esto significa que puedes imprimir o distribuir la información elaborada por De Monitos y Risas por cualquier medio (escrito o electrónico) siempre que cites y enlaces el Blog; que lo hagas con fines no comerciales y que mantengas el título, contenido y pie del artículo íntegro (se puede eliminar la información comercial, si la hubiere). Si quieres usar las fotos propias de De Monitos y Risas, te rogamos que te pongas en contacto con nosotros
05e046ec-55aa-3412-9923-a4b9fa8f5947