Pages Navigation Menu

Portear con CALOR

Portear con CALOR

Este septiembre ha comenzado especialmente caluroso. O, al menos, me lo parece.

Y con el calor, una de las grandes cuestiones del porteo: ¿Moriremos de calor?

No, ahora en serio. Todos nos preguntamos si nos vamos a cocer en verano porteando y, sobre todo, si será malo para el peque. Vamos a ir abordando la cuestión en tres puntos:

.

¿Moriremos de calor?

.

Hay una realidad que no podemos obviar: nosotros, adultos, vamos a pasar más calor con el bebé encima que sin bebé. Y es que los bebés desprenden calor. Bueno, cualquier persona o animal lo hace. Así que sí, tú vas a pasar bastante más calor.

Pero por el peque no te preocupes. Los bebés necesitan más calor que nosotros. De hecho, siempre se recomienda vestir a los bebés con una capa más de ropa de la que usamos los adultos. Pues cuando porteamos, nos ahorramos esa capa.

Además, el cuerpo adulto regula la temperatura, es decir, por mucho calor que haga en el exterior, tu sistema termoregulador no va a permitir que llegues a esa misma temperatura (siempre hablando de condiciones normales).

El bebé pequeño no regula tan bien la temperatura, pero como va en contacto con tu cuerpo, se regulará con tu ayuda.

Así que, en resumen, tú si vas a pasar más calor pero no va a ser peligroso para el bebé ni para ti.

.

Tonga

.

Elección del portabebés

.

La elección del portabebés es importante, sin embargo, mi experiencia me dice que no tan determinante como a veces pensamos.

.

Fulares

Hay tejidos que resultan más frescos o transpirables, como aquellos que llevan bambú, lino o cáñamo en su composición. O aquellos cuya trama es más fina y/o abierta (especial mención a los fulares de gasa).

Pero hay que tener en cuenta que el calor con un fular no solo depende del tejido, también del nudo: cuantas más capas, más calor. Si tu fular es muy fino necesitarás un nudo de más capas que si es algo más gordo pero tiene más soporte.

A veces es mejor un fular con un material o tejido menos “veraniego” pero con más soporte. Especialmente, cuando el bebé va cogiendo peso.

.

Fulares elásticos

En los fulares elásticos sí que hay que tener cuidado con la composición: muchos de ellos llevan materiales sintéticos en su mezcla para aportar elasticidad (como lycra, elastán o similares).

Estos materiales impiden la transpiración o al menos la dificultan, por lo que dan mucha más sensación de calor que las mezclas de tejidos 100% naturales (más propias de los fulares semielásticos o rígidos).

Si además de la mezcla con sintético, le añadimos un nudo preanudado de tres capas, realmente puede ser una elección muy calurosa.

Así pues, en verano son más recomendables los semielásticos con nudos tensados sobre el bebé, no preanudados, que nos permiten menos capas.

.

Protegerse del sol

.

Bandoleras

Si hay un portabebés idóneo para el verano son las bandoleras.

Al igual que en los fulares, las tienes de variados tejidos muchos de ellos muy frescos. Por ejemplo, bandoleras finitas 100% lino. Además, son tan elegantes y coloridas que apetece muuucho lucirlas en verano, ¿no crees?

De todos modos, ten en cuenta que si tu bebé tiene cierto peso, iréis más cómodos con una bandolera menos fina pero con más soporte (normalmente, con la bandolera solo tenemos una capa de sostén).

.

Mochilas y mei tais

Los mei tais son muy sencillos en su uso y diseño: no solemos tener tantos materiales donde elegir. Salvo en aquellos que están confeccionados con fular, en cuyo caso, a ellos te remito 😉

Lo normal es que los mei tai “comerciales” sean de fular mientras que los “artesanales” son de tejidos (o suelen ser) 100% algodón, y como no podemos generar varias capas de sostén… pues elección fácil.

La clave puede estar en los acolchados de la cintura o de los tirantes. Los acolchados son siempre de material sintético por lo que en esa zona no se transpira. Son zonas que corresponden al adulto: cintura y hombros son los que más sudan cuando se usan mei tais acolchados (que hay muchos que no lo son).

Acolchados siempre llevan las mochilas, por lo que si esta es tu elección, has de tenerlo en cuenta. Lo que sí puedes elegir en las mochilas son materiales naturales, orgánicos o deportivos, especialmente diseñados para facilitar la transpiración. Incluso mochilas con el panel de rejilla o ventilado.

.

De todos modos, no pierdas de vista que lo que da calor de verdad es llevar al bebé.

.

Portabebés específicos para el calor

Como afortunadamente cada vez tenemos más donde elegir, hay una amplia gama de portabebés especialmente diseñados para el verano. Son realmente productos con un uso puntual, pero muy prácticos en ese uso.

  • Portabebés ligeros tipo Tonga. Portabebés para sentar a la cadera confeccionados con tejido de rejilla o malla, de modo que transpiran a tope y se pueden mojar, ideales para bañarse con el peque.
  • Bandoleras de agua. Con materiales elegidos para que te puedas bañar con ella y se sequen rápido.
  • Fulares o bandoleras de rejilla. Con el mismo tipo de material de los portabebés ligeros, estos portabebés con tejido de rejilla te permiten un porteo muy fresco y bañarte con el bebé.
  • Mochilas “autoportantes”como la Boba Air. Realizadas en tejidos sintéticos y muy finos, que se pueden mojar y secar rápidamente, sin acolchados. Abultan muy poco y se pueden plegar sobre sí mismas y guardar en un bolsillo incluído en el propio panel.

Ninguno de ellos son portabebés para mucho tiempo continuado de uso, pero no te puede faltar uno de ellos en tu “stash” de portabebés.

.

Cuidado con el sol

.

Cuando nos preocupamos por portear con calor a veces nos olvidamos de su compañero de equipo: el sol. Y es muy importante tenerlo en cuenta.

Para empezar, evita en lo posible las horas centrales del día.

Asegúrate de que la piel de tu bebé va protegida, con ropa y crema con factor de protección suficiente. No te olvides de un gorro.

Por supuesto, has de asegurarte de que tanto bebé como tú estáis bien hidratados ya que, como hemos dicho, es normal sudar más porteando.

Y, como se suda más, es una buena idea llevar una gasa o similar entre tu bebé y tú en aquellos puntos donde pueda haber contacto piel con piel (por ejemplo, donde apoya la cara), que es donde más se suda.

.

¡¡Disfruta del porteo en verano!!

.

Y recuerda, si necesitas ayuda para elegir tu portabebés ideal, localiza una Asesora de porteo que pueda ayudarte.

*NOTA: este post se escribió originalmente para el blog de La Escuela de Mamá, ahora desaparecido.

Share
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España. Esta licencia es del tipo Reconocimiento-No Comercial-Sin Obras Derivadas. Esto significa que puedes imprimir o distribuir la información elaborada por De Monitos y Risas por cualquier medio (escrito o electrónico) siempre que cites y enlaces el Blog; que lo hagas con fines no comerciales y que mantengas el título, contenido y pie del artículo íntegro (se puede eliminar la información comercial, si la hubiere). Si quieres usar las fotos propias de De Monitos y Risas, te rogamos que te pongas en contacto con nosotros
05e046ec-55aa-3412-9923-a4b9fa8f5947