Pages Navigation Menu

Porteo fácil: mochila fácil a la espalda

Porteo fácil: mochila fácil a la espalda

Hoy toca un truco con la mochila: pasar al bebé a la espalda con facilidad. Con mucha facilidad. Y de una manera muy segura.

Siempre decimos que cuando el bebé es grande y no ves bien lo que pasa a tus pies, es momento de llevarle a la cadera o a la espalda.

Y que un bebé sea grande no quiere decir necesariamente que sea mayor.

No todos tienen la motricidad necesaria como para que te sientas segura al ponerle a la espalda. O igual sí, pero quieres/necesitas estar aún más segura.

Si tu portabebés es una mochila, espera a que sostenga la cabeza para pasarle a la espalda. Y por supuesto, asegúrate de que la mochila está adaptada a tu bebé*.

.

.

¿Te lo imaginabas tan sencillo?

Pues ahora a disfrutar de tu mochila a la espalda. Y comparte, para que puedan disfrutar más familias 😉

.

*No he probado este sistema con un bebé que necesite reductor, y no creo que sea necesario ya que los bebés que necesitan reductor son muy pequeños y van bien delante. Si necesitas portear detrás a un bebé tan pequeño, te recomiendo un fular. En mi canal de Youtube tienes toda una serie de vídeos de porteo de recién nacido con fulares rígidos y elásticos.

Share
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España. Esta licencia es del tipo Reconocimiento-No Comercial-Sin Obras Derivadas. Esto significa que puedes imprimir o distribuir la información elaborada por De Monitos y Risas por cualquier medio (escrito o electrónico) siempre que cites y enlaces el Blog; que lo hagas con fines no comerciales y que mantengas el título, contenido y pie del artículo íntegro (se puede eliminar la información comercial, si la hubiere). Si quieres usar las fotos propias de De Monitos y Risas, te rogamos que te pongas en contacto con nosotros
05e046ec-55aa-3412-9923-a4b9fa8f5947